Cosas y términos de la crisis

 Derecho de huelga: asiste por igual a quien quiere hacer huelga, y a quien no. Eso, en teoría; en la práctica, el NO huelguista está siempre sometido a los educadores piquetes informativos. Como en los ya muy viejos tiempos. 

Porcentajes: en la huelga funcionaarial de la semana pasada cientos de funcionarios se quedaron en casa porque cogieron un día libre, no porque hicieran huelga; es decir, gente que fue computada, a la vez, como huelguista y no huelguista. Otros muchos salieron a la calle cinco minutos para hacer el paripé, y raudos volvieron a entrar en sus oficinas para no perder su sueldo; también estos fueron computados en ambos bandos. Para saber el porcentaje real de huelguistas, hay que analizar las nóminas en las que sí ha habido merma por hacer huelga. Seguro que nos llevaríamos una gran sorpresa.

 Lanbide: hace meses contrataron a personal –al que pagan del erario público- para hacerse cargo de los cursos de formación de los parados, desempleados, (…), en definitiva, de los más puteados. Meses después continúan sin funciones –pero cobrando-, y los puteados continúan sin trabajo, sin cobrar y sin cursillos. ¡Que viva López!

 Made in Gipuzkoa: Gipuzkoa entrará en recesión; no hay dinero para nada; los ayuntamientos pueden ser intervenidos, según en qué casos (….) y según cuáles; (…..) pero Garitano subirá un 2,4% el sueldo de sus sufridos funcionarios, mientras miles de marginados observan atónitos desde las aceras, los paseillos de sus actuales mandamases al frente de la mesnadas funcionariales.

 Santiago Niño Becerra: Es el gurú en cuestiones económicas de algún que otro compañero de trabajo, muy de izquierdas ellos. Escribe en su último artículo “Más reforma laboral”:

 “Mi sugerencia a sindicatos, trabajadores, y representantes de trabajadores: no pierdan ni un segundo, ni uno solo, protestando contra este reforma: no van a conseguir nada significativo: lo que se ha decidido viene de arriba; utilicen todas sus fuerzas en exigir la persecución del fraude fiscal a sangre y fuego-65 mManuales, aprox.-, en exigir la búsqueda de los fondos negros fugados al exterior-80 mM, muy aprox.-, y en exigir al Gobierno que promueva enla Comisión Europeay en el G-20 la elaboración de una legislación fiscal internacional que persiga a muerte el fraude y el blanqueo. Empezando por lo primero, claro: está en casa.

(Y aún quedará algo pendiente: decir, explicar a la ciudadanía que esto:la Reforma Laboral, es lo que más conviene a su salud … laboral)”.

6 pensamientos en “Cosas y términos de la crisis

  1. Y mientra tanto en la UPV, los sindicatos defendiendo las millonarias primas de un puñado de profesores por mantener su privilegio de jubilacion anticipada, y son 50
    Eso es solidaridad, mis privilegios por encima de todos

  2. ¿A cuáles me refiero, ni neu? Sencillísimo de explicar. Cada semana, los martes -o el día que sea- la gente que quiere protestar se concentra en la 4ª planta de Lakua II (edifico del Gobierno Vasco en Vitoria). Los funcionarios que se concentran hacen el paseíllo por todas las dependencias de las cuatro plantas. Con turutas, con consignas, con miradas inquisitoriales. ¿Qué nombre tiene eso, ni neu?

    ¿Me estáis informando? ¿De qué? Panfletos a la mañana, panfletos personalizados, panfletos en las máquinas de café, información en Intranet. Estamos saturados de información. Sabemos lo que hay. Y libremente tomamos una decisión. ¿O acaso soís como Aznar que creyó que los vascos no estábamos todavía maduros porque no le habíamos apoyado en las autonómicas de 2011?

    Hablo de derechos. El fundamental: el de huelga; y que todo aquel que quiera, lo haga. El otro derecho, tan fundamental como el primero: el de NO hacerlo. En la Función Pública, ni neu, nadie te impide hacer huelga. Es más, hoy día les viene de perlas que la gente la haga, porque se ahorran unos buenos dineros.

    Otro detallito, ni neu. En mi Dirección, los martes de paseos reivindicativos, todo dios se escamotea, vaya a la concentración o no. No quieren someterse al esquirolamiento por parte de los pasillistas. El día de huelga de cuatro horas, de 25 salieron 7. Esos son los datos, y alguien -más bien algunos- debe(n) reflexionar.

    Un saludo, y dispuesto a continuar el debate.

  3. Pues no estoy nada convencido que un funcionario tenga muchos derechos de huelga, sinceramente. Si no está contento con su trabajo que vaya al sector de autónomos o al privado, y aquí le espero para explicarle lo que es una crisis de verdad y no esa mandanga de los trabajadores del metro, por ejemplo.

    Odio decirlo: pero en principio los militares o fuerzas de seguridad no pueden manifestarse por Ley, ni mucho menos declararse en huelga, y en mi opnión cualquiera que viva de los impuestos de otros tampoco debería. Lo digo con incertidumbres pues no ignoro que hay grandes médicos, ingenieros, administradores o fabricantes de hamburguesas que estando en la administración realizan con rigor y diligencia su trabajo…. pero hay otrosss…

    Ojalá yo pudiera manifestarme contra el que se manifiesta, que bien cobra de mis manifiestos impuestos para que se coja su bajas, 14 pagas y manifiestas vacaciones… todo de fiesta. Pues al que no le guste, a gusto le manifiesto cómo está el tema, y gratis.

    PD: Mis disculpas por el tono a los funcionarios de bien que se puedan sentir ofendidos, pues bien saben éllos mismos que son rareza.

  4. Pues va a ser, Kema, que estoy contigo. Soy funcionario fijo, y mi mujer es funcionaria interina. Vemos esta enorme crisis desde una perspectiva totalmente diferente a como lo ve el 70% restante. Nuestro puesto de trabajo no es, todavía, cuestionado, y eso te relaja bastante ante la negritud del horizonte.

    Por los pasillos de Lakua desfilan, en protesta, parejas/matrimonios que entre los dos levantan más de 6.000 € netos mensuales. No es mi caso. Hay miles de esos casos, de parejas funcionariales, sin necesidad económica alguna -salvo las generados por uno mismo- que protestan por los recortes. En la calle sectores marginales enteros darían media vida por que les recortaran su sueldo, y no, como está ocurrieno, que les dejen sin nada, y, lo que es peor, sin perspectivas de futuro.

    He comentado más de una vez que no hay razones para huuelgas tontas, hay razones más que sobradas para una revolución en toda regla, porque vamoa al carajo a este ritmo. ¿Quién le pone el cascabel al gato, y cóm? ¿Estarán los 100.000 funcionarios vascos dispuestos a dar la vuelta a la tortilla, a sabiendas que el día después, con un reparto equitativo, justo, ecológico y de alcance mundial, lo que les resulara iba a ser la mitad de lo que ahora disfrutan??

    ¿Cuál es la huella ecológica -con la humanidad entera por referencia- de un vasquit@, de un funcionario vasc@? 10 veces mayor que la del tanzano, seis veces mayor que la del chino, etc. etc.

    Y aún protestamos. La culpa siempre es del capital, y nunca jamás de los sindicatos, incapaces de dar una respuesta alternativa creíble, con el entonro socio-económico de 2012 cdomo referencia.

  5. Completamente de acuerdo Biturie, haces un acertado análisis y de alguna forma me congratula tu acercamiento a la realidad. Ezkerrik asko benetan, segi horrela!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s