Entre el SÍ y el NO

El ayuntamiento vitoriano ha venido destinando desde la época de Cuerda el 1% de los ingresos ordinarios municipales al a los programas de cooperación, tal y como establece el Plan Director municipal sobre esta materia. Maroto aduce la delicada situación de las arcas para suspender la aportación, y los partidos de la oposición se le han echado encima. Personalmente, aparte del rifirrafe político habitual en estos casos, me interesa más saber cuál es la percepción de los ciudadanos sobre la actitud de cada cual. Tengo para mí que la respuesta estándar sería: CUANDO HAY DINERO, SÍ; CUANDO NO HAY, NO. En una apuesta entre el SÍ de un extremo y el NO del otro, debe de haber zonas intermedias que también aplaudan los ciudadanos (….) si se les explica convenientemente.

3 pensamientos en “Entre el SÍ y el NO

  1. me parece que la respuesta de la oposición (en concreto, de EAJ, que es la que me importa) debería de haber sido un compromiso entre el 1% y el 0%. Veamos, vamos a intentar quitar más cosas de otros sitios, vamos a colaborar en pasar una vez más el cedazo a los presupuestos para intentar recortar algo más y salvar aunque sea un par de décimas a la aportación al desarrollo. La respuesta de Urtaran and cia, los ha dejado a los pies de los caballos de la ciudadanía, que están mayoritariamente a favor de la postura de Maroto en este asunto. Cuando no hay, no hay. Y punto.

  2. Creo que la respuesta de Urtaran no fue un NO rotundo a Marto, sino que nadó en la ambigüedad, en un “habría que hacer lo posible por librsar el porcentaje para Desarrollo”. Ahí es donde hay que afinar más, llegar el sentir de los ciudadanos; es decir: AHORA NO TOCA.

    Comí el viernes con una parlamentaria, y le trasladé precisamente esta idea, este caso de Urtaran. Le decía que hay que husmear en el sentir de los ciudadanos, de los vitorianos en este caso, y actuar acorde a ello. Ella me respondión que los políticos deben de realizar otro tipo de reflexión, más sosegada, y menos estomacal.

    Le respondí que muy bien, que desde un sillón, desde un púlpito se pueden decer cosas muy bonitas, de mucho lustre, pero que eso no da votos. Y repito el caso de Anguita. Era el mejor tribunero, el que más adhesiones de taberna concitaba. Cuando llegaba el momento de votar, muy pocos se acordaban de él.

  3. mi sincera opinión es que los políticos no dejan de ser unos privilegiados desde su situación personal laboral (los políticos profesionales, los de sueldo) Y no parece que acaben de palpar la situación de drama, de miedo, de incertidumbre en la que nos movemos. Tp parecen acabar de entender que estamos en medio de una crisis sistémica, de cambio de modelo económico. Es por ello que la ciudadanía está interpretando la situación desde el estómago y ellos parece que siguen hablando de pájaros y flores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s