ABB jacta est, o casi

Parece (casi) definitivo: Xabier Agirre presidirá el ABB. En una pugna de este tipo no hay empates, algunos ganan y otros pierden, independientemente de lo que dé el reparto de los miembros de la ejecutiva. La disputa no era por la composición de las listas para miembros del ABB –que también-, sino para presidir el ABB. Las asambleas –anormalmente numerosas- han dictado veredicto. Ahora tocará el fair play, las buenas palabras y mejores intenciones: todos a una, sin vencedores ni vencidos, (…) y todo eso. La realidad, a priori, dibuja perfiles diferentes, con más aristas.


Más aún en un caso como el que nos ocupa, que ya viene resabiado desde hace lustros. Todo indica, además, que así continuará de cara al futuro, por mucho que una buena amiga –cercana a Agirre– me confesara que “Biturie, la mayoría de los que han ido con Gerenabarrena terminarán por adaptarse al nuevo presidente; al tiempo.”

¡¡¡Ummmmm!!! Puede que así sea, pero intuyo que si Xabier Agirre no usa con maestría su mano izquierda, este desencuentro alavés puede perdurar otro lustro más, cuando menos. ¿Por qué? Los resultados en números (participantes, representantes, …) han dado un Partido cuarteado en dos mitades, y puede que dentro de cuatro años hayan desaparecido factores que ahora distorsionaban en exceso una normal borroka. Sabéis a cuáles me refiero ¿Quiere eso decir que los no vencedores se organizarán, esperarán y se postularán en el futuro como alternativa?. Si he de hacer caso de la amiga, NO; pero si me atengo al camino recorrido por los hasta ahora críticos y ahora oficialistas, . Podría repetirse la historia, pero al revés. Por eso lo de la mano izquierda.

Yo no he apostado –ya lo sabéis– por ninguno de los dos, ni por el vencedor, ni por el perdedor. Es lo que tiene de malo estar entre dos aguas, en la mesopotamia: no te quiere ninguno de los dos; o de bueno: estás agazapado -perdido- hasta que toca la hora del reparto, y entonces, ¡zas! asomas. Esto último es lo más habitual. No es mi caso.

De todas formas, y no es baladí el detalle, no es verdad que esta vez haya habido gerenabarrenistas y aguirristas, soberanistas y autonomistas, esto y lo otro. O, al menos, no sólo eso. Ha habido gente que ha optado por uno o por otro por otras circunstancias, lo que anula la idea de que todos los críticos (ahora oficialistas-aparatistas) se han unido en torno a Agirre (no es mi caso), o todos los oficialistas-aparatistas (ahora críticos) en torno a Gerenbarrena (no es mi caso). Es una lectura excesivamente simple, y muy interesada.

A los vencedores les toca formar nuevo equipo, marcar las líneas estratégicas del futuro, las tácticas cortoplacistas, y, por poner una prioridad de ya mismo, empezar a pensar en el diseño de las listas para el Parlamento de la CAV.

Dudo que la composición de la ejecutiva se aleje del resultado habido para presidir el ABB; habrá imperado más la ortodoxia que el libre ejercicio; más la plancha que la mixtura. Una sugerencia de este librepensador para Agirre y su equipo: espero que intente implicar e insertar en el nuevo proyecto a Gerenabarrena y los que han apostado por él. Y eso ¿qué es?

Implicar (….) por lo menos en parte. Con ello me contradigo, pues he echado pestes sobre el anquilosamiento tribal y clanista que observaba -y observo- en la política jeltzale alavesa, que no es sino reflejo de otras maneras idénticas de actuar por otros territorios. El que los denominados “dos sectores” se abrazaran supondría, en esa línea, que se ha llegado a un pacto de no agresión entre clanes (la mayoría de la afiliación no está identificada con esa partitura), un encuentro para el nuevo período que traería consigo la conformación de equipos mixtos, con caras ya conocidas de los unos y de los otros. Con ese tipo de reparto abonaríamos la política asimilacionista, aquella que mantiene contento al perdedor, hasta que el tiempo lo diluya en el grupo vencedor. Sólo sería medianamente positivo, pues lo que este Partido necesita en Álava es mantener lo que funciona, y cambiar el resto, dando oportunidad a nueva gente.

Así que llegado a este punto, mi segunda petición para Agirre: hay que dar entrada a caras nuevas, a gentes muy válidas que no han estado en los núcleos duros del poder, sencillamente porque no estaban en los círculos cercanos.

De la campaña electoral, ciertos datos:

Un dígito extrapolable a todo el territorio: 133. Todos esos afiliados dieron su voto en Erdialde. ¡¡Impresionante!! La mayor participación jamás habida en ese Batzoki. Muy cercano al cuasi imposible 50% de participación, muy alejado del 13% de las asambleas normales, y también alejado del 30% de las asambleas de las grandes veces, grandes tardes/noches. ¿PORQUÉ? ¿Qué se dilucidaba que atrajo a tanto afiliado? ¿Porqué la siguiente asamblea volverán los dígitos normales: 15%?

Hemos hablado de ello infinidad de veces, del absoluto desinterés de la gente, de los formatos herméticos y poco ágiles, de los horarios, de los temas insoportables (descargos,…), de las discusiones centradas siempre en el mismo personal. Pero, héte aquí que hay temas que funcionan.

Una propuesta para Agirre: este blog, así como el anterior en el que escribía, no son “foros internos del partido“, por lo que no entran dentro de la estricta norma del partido de limpiar los trapos sucios en casa, es decir, de limpiarlos entre ese 15% de habituales de las asambleas. Con todo: para superar los 133 de participación en Erdialde, y los dígitos correspondientes en otros batzokis, propongo ASAMBLEAS ABIERTAS, es decir, que en un batzoki concreto se pueda votar, por poner un ejemplo, de las 16:00 hasta las 20:00, y que quien vote no tenga porqué aguantar hasta la habitual hora de la votación.

Propongo, asimismo, que se pueda VOTAR POR CORREO O INTERNET, como se hace con toda naturalidad en todas las elecciones en las que participa el partido, habilitando para ello todas las cautelas y garantías necesarias. ¿Alguien se ha preguntado –seguro que sí- porqué nuestros afiliados votan en masa en todo tipo de elecciones externas, y se abstiene en las internas? ¿A quién le interesa ese status quo?

EPÍLOGO:

No era partidaro de Xabier Agirre, y aún hoy no me parece el candidato idóneo, pero le deseo toda la suerte del mundo en su nueva labor; a él, y a su nuevo equipo, sea éste el que sea.

A Gerenabarrena sólo puedo decirle que siempre me ha parecido un tipo franco que no ha sabido elegir el momento adecuado para dejarlo. Él ya sabía que yo -un simple afiliado- no apostaba por él para presidir de nuevo el ABB. Lo sabía él, y lo sabían algunos de los que le han acompañado en esta aventura. Creo que es valor de presente, y para el futuro. Necesita un descanso, y reflexionar sobre estos últimos años para volver con fuerzas. Labores no le faltarán, y quien gestione el futuro del Partido espero que lo tenga en cuenta.

Como veis doy por vencedor a Agirre porque así los han decidido las asambleas, a las que, esta vez, tampoco se las puede tachar de no representativas, por eso de la gran participación. Lo digo porque cualquier resultado en la territorial del sábado que alterara ese resultado sería  -no sé si IRREGULAR– pero sí manifiestamente RARO, RARO, RARO.

Anuncios

4 pensamientos en “ABB jacta est, o casi

  1. pues yo me alegro de que haya ganado Agirre (en Amurrio debo de ser el único o casi :-)) aunque entiendo que Agirre tiene demasiada historia detrás y que hace falta gente nueva, que esté una temporada y se vaya a casa (y a su curro, nada de seguir cobrando de la política) Sobre las elecciones, las asambleas,.. totalmente de acuerdo. Escribo desde Suiza por tema laboral y aquí, con las asambleas cantonales, los referendums para casi todo, los puestos rotatorios en todos los niveles….. la política es otra cosa. por no tener, no tienen ni presidente de la Confederación Helvética, el cargo es rotatorio, entre los responsables de cada asamblea cantonal, que tb son rotatorios…

  2. Coincido contigo, basicamente.
    Tambien pienso que muchos que han ido con Gerena ya se han “adaptado” al nuevo tiempo, y eso que no se ha celebrado la territorial.
    ¿Que propone cada uno?
    Tengo la sensacion de ha sido una disputa por los resortes de poder….

  3. Acabo de leer la información del grupo Noticias titulado “El sector de Gerenabarrena duda entre dar batalla o pactar con Agirre”, y -si te soy sincero Galpentzu- a mí el periodista Alberto Abaitua no me convence, pues siempre ha estado muy escorado hacia los hoy oficialistas (o casi) y hasta ayer críticos (y ahora oficialistas, o casi).

    Yo tengo mucha confianza en que Gerenabarrena sepa estar a la altura de las circunstancias en su comparecencia de hoy. Tiene mucho de qué hablar antes de abandonar el ABB. Creo que ha sido acusado y maltratado injustamente, interna y externamente (ayer hice unas gracias con Álvarez Cascos, quien aludiendo a Pío Cabanillas -un gran franquista- decía aquello de “AL SUELO TODOS, QUE VIENEN LOS NUESTROS”).

    Gerenabarrena ha cometido errores; los suficientes como para que hubiera tomado la decisión de no presentarse nuevamente, salvo –en caso de presentarse- serio riesgo de que ocurriera lo que ha ocurrido: que ha perdido. No sé porqué se ha presentado. Él sabía que lo tenía difícil, que ya observaba que “los otros” se arrimaban e, incluso, le superaban, como ocurrió claramente con la elección de los dos representantes al EBB.

    Sabía también que muchos -como yo mismo- habíamos decidido hace tiempo que no era conveniente que fuera nuevamente candidato. O bien él ha convencido al grupo que ha presentado en la plancha con serias razones y datos, o bien alguien (algunos) le han aconsejado mal y, sobre todo, han medido mal sus fuerzas. Muchas de las asambleas que históricamente contrarrestaban el peso de Vitoria también se han posicionado por OTRO, no tanto –creo yo- por Agirre. Ese OTRO, esa tercera persona no ha aparecido, y ahora estamos como estábamos, pero con los cromos cambiados.

    Gerenabarrena debe aceptar que ha sido derrotado democráticamente, con la mayor participación da afiliados jamás habida, lo que contradice –en este caso al menos- mi mensaje de asambleas inválidas. Es un detalle trascendental ése de la alta participación. Nada debe ocurrir que altere la voluntad de las asambleas. Nada. Eso sí, Gerenabarrena tiene derecho a transmitir lo que durante tanto tiempo ha tenido que aguantar, expresar públicamente que elementos “extraños” han concurrido en esta cita electoral, y en otras anteriores. No debe marcharse callándoselo todo. Yo le pediría el suficiente temple como para no erosionar aún más el delicado ambiente interno.

    ¿En público? ¿En los circuitos internos? Si lo hace en la Territorial de mañana, antes dsel mediodía estará en manos de los medios. Además, la información relativa a los “casos” ha sido difundida, siempre en la misma dirección, en todos los medios públicos, y ha sido utilizada en todos los procesos internos.

    Después llegará la hora de Agirre. Este tête a tête ha sido, fundamentalemente, entre Gerenabarrena y Agirre, que representaban a dos sectores de poder (lo de las diferencias ideológicas lo dejaremos para más adelante).

    En cuanto al REPARTO DE CROMOS que aluden en Noticias, pues que SÍ y que NO, como ya lo he dicho en el post. Quienes vayan a ser elegidos para miembros del ABB también contarán con el apoyo de las asambleas, lo que les hace igual de legítimos que Agirre. Hasta ahí, todo correcto.

    Lo que solicito de de Agirre es que rompa el clanismo, que disemine los poco numerosos “grupos por el poder” y dé entrada (si no es para el ABB, sí para otras instancias) a aire fresco, a gente que rompa con clichés ya muy periclitados. Este Partido está necesitado de caras nuevas, de gente con futuro, de políticos para acceder el poder en Vitoria y Álava; de vitorianos y alaveses, sobre todo.

    Por eso quiero creer que tanto Gerena -hoy ante los medios aceptando que ha sido vencido- como Agirre al frente del ABB acertarán con lo que este Partido necesita, y, sobre todo, con lo que el nacionalismo alavés -algo más, mucho más, que los afiliados al Partido- necesita en este territorio.

  4. En Loiola se consiguieron amplios acuerdos a tres (PNV, Batasuna y PSE) que los rompió ETA (…) precisamente por la cuestión del Estatuto a cuatro. Ahora habría que intentar formalizar algo parecido. Dos circunstancias acompañan al momento.

    1.- Una muy positiva: ETA ya no es. Pero sí la Izquierda Abertzale, con enorme implantación en la CAV, aceptable en Navarra y discreta en Iparralde.
    2.- No es ZP quien gobierna, sino Rajoy. Que cada cual lo considere positivo o negativo. En Gran Bretaña fue Mayor quien desatascó el conflicto irlandés.
    3.- Todo intento de hacer algo en el actual parlamento de la CAV es una pérdida absoluta de tiempo, aparte de una propaganda pre-electoral para el PSE totalmente inmerecida.
    4.- Cualquier solución al conflicto requiere de la participación del PP/PSOE/UPN/PNV/Izquierda Abaertzale, y debe tener su alcance para todo Hegoalde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s