El Gobierno vasco de Calimero López

¿Quién no recuerda los dibujos animados de Calimero?. Se trataba de un desafortunado pollito de color negro que repetía en cada capítulo aquello de “nadie me quiere”. En cada desgraciada aventura Calimero terminaba entonando frases tales como “¡no es justo!” o “¡esto es una injusticia!” o¡es que los mayores no me entienden!”. A pesar de los muchos años que han pasado desde su emisión, todavía se utiliza el nombre de Calimero para definir a alguien melancólico, inseguro y triste.

Este es, precisamente, el estado anímico del Gobierno de Patxi Lopez. Calimero cubría su cabeza con una cáscara de huevo y Patxi Lopez con el sillón de Lehendakari pero, en lo demás, apenas se aprecian diferencias. 

Últimamente, las humillaciones públicas a este gobierno no provienen de la “pérfida oposición nacionalista” o de los “malandrines sindicatos abertzales”. Es el socio preferente, el PP, quien se ha sumado al deporte de moda en Euskadi: reirse de la incapacidad de López, comentar la intrascendencia de su gobierno o proyectar el futuro como si el PSE estuviera ya en la oposición. 

Hace dos semanas, en su “Propuesta para un nuevo tiempo” Patxi Lopez sólo fue capaz de aportar una novedad: el nombramiento de Jesús Loza como Comisionado para la Convivencia y la Memoria.  

Loza ha dejado de ser parlamentario, ha empezado a cobrar su sueldo de Viceconsejero (80.000 €/año) y asumirá funciones tan evanescentes como “ejecutar la política del Gobierno en materia de convivencia” y “superar las consecuencias del terrorismo en Euskadi” o tan irrelevantes (me temo) como coordinar las actuaciones tendentes a favorecer la reinserción de los presos”. No hay que olvidar que el Gobierno vasco carece absolutamente de competencias en materia penitenciaria. Pero el PP, el socio preferente, el que “pone y quita lehendakaris” ya ha mandado a Patxi Lopez “un primer recado” sobre la valoración que le merece el Comisionado socialista.  

Hace dos días varios medios de prensa recogían la noticia, filtrada desde Ajuria Enea, de que Jesús Loza viajaría a Madrid para exponer al Ministro de Interior la propuesta de Patxi López sobre flexibilización de la política penitenciaria que se aplica a los presos de ETA. Ayer, sorpresivamente, un portavoz del Ministerio de Interior anticipó que ningún alto cargo del departamento tenía previsto recibir al comisionado (lo escribieron así, con minúsculas). 

Para intentar parar el golpe , se filtró a los medios que Jesús Loza viajaría el jueves a Madrid para acudir a la presentación del último número de la revista “Tiempo de Paz”. Sobre la reunión en el Ministerio de Interior,… ni “mu”. 

Por fin , hoy jueves 22 de marzo, la página web oficial Irekia recoge las excusas de Jesús Loza, que ha suspendido su viaje a Madrid:

Jesús Loza, recientemente nombrado Comisionado del Lehendakari para la Convivencia y la Memoria, ha disculpado su ausencia en la Presentación en la Delegación del Gobierno Vasco en Madrid de la revista del MPDL Tiempo de Paz “EUSKADI: PAZ Y LIBERTAD” (tomo posesión ayer de su cargo y hoy ha querido iniciar ya su labor acercándose a los grupos parlamentarios durante el Pleno del Parlamento Vasco).

La serie de dibujos animados “Calimero” nos enseñó que ,si bien las desgracias ajenas difícilmente provocan carcajadas, frecuentemente, nos hacen esbozar una sonrisa condescendiente. Este es el incómodo destino de Jesús Loza por haber aceptado ser un “avatar” de Patxi López en el mundo real.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s