Mañana, derecho a la huelga, ¿y a trabajar?

Leo en un titular de prensa: “Los sindicatos se emplean a fondo para lograr una huelga general masiva”. Leo en un cartel de los cientos que sobre la huelga de mañana hay repartdios por Lakua: “Mañana a las 7:30 en la entrada de la calle Welington; y a la misma hora, en la entrada de la calle Donostia”; son las dos únicas entradas del edificio central del Gobierno Vasco en Vitoria. Ya sabéis lo que eso significa para quien se atreva a trabajar.

Ayer mis hijos llegaron con una nota del Instituto, que en su último párrafo decía: “Si el seguimiento de la jornada de huelga por parte del profesorado es masivo, la dirección no podrá garantizar la seguridad de los alumnos (un miembro del equipo directivo y 780 alumnos“, se refería a la ausencia de personal docente suficiente para el cuidado de los estudiantes.

¿Quién se atreverá a ejercer su derecho al trabajo en el Gobierno Vasco? ¿Quién a cruzar por el pasillo que los exaltados sindicalistas –con silbatos, turutas y demás– realicen a quienes quieren a trabajar, a los esquiroles? ¿Quién va a enviar a sus hijos al instituto?

La huelga de mañana tienen todos los visos de ser cuasi absoluta. ¿Qué parte del porcentaje que se arrogarán los sindicatos es a costa de reprimir el derecho a trabajar? No es la primera, ni será la última vez que los sindicatos pisotean los derechos del trabajador a acudir a su puesto de trabajo. Si hemos utilizado todo tipo de epítetos para calificar las políticas de los poderes financieros, ¿cuáles debiéramos utilizar para calificar estos procedimientos sindicales?

Algo habremos de cambiar entre todos para que no se nos derrumbe todo en muy poquito tiempo, para construir un futuro para nuestros hijos y nosotros mismos. He oído y leido todo tipo de análisis –desde la izquierda y la derecha– sobre la crisis estructural y sistémica que nos ha alcanzado, y que amenaza con quedarse entre nosotros. No he leido ninguna alternativa de los sindicatos, salvo la de echar balones fuera, culpar siempre a los otros, y llamar a la huelga.

¿Es todo tan sencillo como reclamar que la crisis la paguen los ricos, quienes la han ocasionado o quienes adoptan leyes regresivas?

¿Es acaso una alternativa continuar como hasta ahora? Si la respuesta es NO, ¿cuál es la alternativa sindical, suponiendo que haya una única alternativa, y no tantas como sindicatos hay?

9 pensamientos en “Mañana, derecho a la huelga, ¿y a trabajar?

  1. A trabajar todo el año hay derecho, mañana también, sin duda, excepto para los que no tienen trabajo, esos no tienen derecho. Siempre con la misma monserga, como si los trabajadores de GV tuvieran miedo a ir a trabajar en día de huelga, venga ya!!! Típico argumento de quien esta en contra de la huelga y antepone el derecho a trabajar al derecho a huelga. By the way, cuantas denuncias hay de trabajadores contra los sindicatos por impedir su acceso al puesto de trabajo. Cuentáme un sólo caso, y cuantos no pueden hacer huelga porque si la hacen les ponen de patitas en la calle, conozco en mi entorno varios casos. Menos demagogia Biturie que acostumbras a hilar mucho más fino.

  2. Una pregunta Legorrari: ¿alguna vez has pasado por el centro de una doble hilera de piquetistas? Si has tenido esa experiencia, cuéntamela. Yo si la he tenido, y me he pasado el día con ganas de liarme a ostias con cualquiera de los valientes.

    Otra pregunta: ¿Para qué se concentran a las 7:30? Te responderé: para que quienes hayan decido venir desde Bilbao a trabajar sepan lo que aquí les espera, y lo tengan en cuenta. Y lo mismo para el resto de personal de Vitoria y otras partes.

    El hecho de que haya empresas en donde impidan a sus trabajadores acudir a la huelga ¿es suficiente razón como para concentrarse a la entrada de los centros de trabajo para impedir que los que sí quieran trabajar entren?

    Tenía la intención de hacer huelga, y la haré; pero no he vivido la situación que mañana vivirá muchísima gente que quiere ir a trabajar, y que tiene TANTO DERECHO A ELLO, COMO YO A HACER HUELGA. Y si es verdad que muchos patrones impiden a sus trabajadores hacer huelga, tan verdad como eso es que los piquetes impiden trabajar a quien quiere hacerlo.

    No es cuestión de hilar más o menos fino, sino de llamar a cada cosa por su nombre. No sé lo que necesitamos en este momento, pero seguro que es más una revolución que una reforma laboral. La huelga -que yo haré- me parece un recurso viejo y absolutamente conservador.

  3. Hace unos meses decian que esta huelga iba a prestigiar a rajoy y que en ecierta forma le beneficiaba, ahora tras el descalbro andaluz las cosas ya no estan tan claras

  4. Asentado el derecho que le asiste a todo ciudadano de hacer huelga y de trabajar, y quien lo impida -en cualquiera de los dos casos- rezuma cierto sabor fascista, quiero añadir:

    Aunque lego en la materia económica, leo a diario cuanto llega a mis manos, y entre todos los autores hay algo que nadie niega: estamos en un cambio cíclico, en una transformación estructural (…) de lo que se ha conocido como Occidente, y, fundamentalmente, de ciertas zonas de él. El declive afecta a una población infinitamente menor que la que vive mejor que hace cinco años.

    Todo el mundo hace referencia a la caída del Imperio romano, de la pujante China medieval, de los otomanos, del imperio francés primero, luego el inglés, y ahora dicen que el americano.

    El eurocentrismo, el haber esquilmado -y continuar en ello- todo el planeta durante 500 años, para beneficio único de las clases pudientes europeas durante los siglso XVI, XVII, XVII y XIX, y para el beneficio de toda la población con el advenimiento del estado de bienestar a partir de la 2ª Guerra Mundial toca a su fin. Ahora es el turno de otros, y reclamar de ellos solidarida es absurdo.

    Somos un país de viejos, que cada año viven más, y que desde los 60-65 años cobran la pensión hasta los 85, consumiendo ingentes cantidades de medicinas, y acudiendo decenas de veces al médico cada año.

    Hemos estado acostumbrados a que el papá Estado nos lo arreglara todo. Eso se acaba, y sólo los países atrevidos y con coraje saldrán de ésta; nunca más vivirán como hasta ahora, pero saldrán. Los que no le echen agallas, encallarán, y entra protestas y broncas retrocederán continuamente.

    He estudiado Historia, y ella te enseña que cualquier país debe estar dispuesto a cambiar y a reformarse a medida quesus estructura van quedando obsoletas. Es una puerilidad echar siempre la culpa a los otros, y nunca descargarla sobre uno mismo. Es puro y duro CONSERVADURISMO.

    Yo haré huelga mañana. Daré una oportunidad a quienes sé positivamente que no van a aportar nada a salir del callejón. Sólo espero de ellos una idea innovadora, un mensaje nuevo y diferente, un pronunciamiento revolucionario. AUNQUE APENAS CREA EN ESA POSIBILIDAD, LES CONCEDO CON MI HUELGA DE MAÑANA EL BENEFICIO DE LA DUDA

  5. Aupa Biturie, también hay gente autónoma que por la mañana intentará ir de manifa a Bilbo si los medios de transporte lo permiten (que esta es otra ) para luego cojer el metro de vuelta, comer deprisa y corriendo y a las 16:00 pm ir a mi puesto de trabajo por llamarlo de alguna manera.

    Luego cuando termine a las 21:00 de la noche sé que no tengo transporte para recorrer los dos kilómetros y pico que tengo entre el lugar de trabajo y casa, además juega el Athletic! Aupa! Por lo que me quedaré en las cercanías e intentaré ver el partido en cualquier sitio que vea abierto, que para esas horas en un pueblo tan pequeño es seguro que no habrá problemas.

    Es decir, soy trabajador, y por mis cojones tengo que ir a currar para comer; iré a la manifestación si me es posible por la mañana a Bilbo, y para colmo buena parte de mis ganancias gastaré a gusto cuendo empiecen a jugar los leones, a última hora de la noche, en cualquier taberna de mi pueblo tomando al menos 2 ó 3 cervezas.

    Si es por quejarse yo no puedo hacerlo. En realidad creo que en mi miseria soy más libre que cualquier funcionario aunque triplique mi salario habitual. Todos somos un mundo y basados en la pasta y el auto engaño, estamos propiciando un sistema que da asco.

    Y ante eso hay que protestar, venga cada uno de donde venga, porque tarde o temprano la naturaleza reclama su simbiosis, y eso son palabras mayores. Nunca habrá un empresario sin recolector, ni un funcionario público sin dar el mejor servicio posible, porque entonces se va todo al carajo. No me atrevo a definirlo con un nombre en particular, llámese socialismo, comunismo, neoliberalismo… todo palabras huecas en mi opinión que sólamente benefician a los que se valen de axiomas para manipular a la plebe, durante milenios.

    ¿Preguntas por soluciones? Yo te respondo con una muy sencilla… ASÍ NO! Salvo escribir en este foro poco puedo hacer.

    Me alegro que te sumes a la greba ta besarkada bat!

  6. Yo sí he venido a trabajar.
    En el Gobierno Vasco y en lo que yo veo la huelga ha sido un exito absoluto. Muy pocos estamos trabajando. En ese sentido, felicito sinceramente a los convocantes y a quienes hayan secundado voluntariamente la huelga.
    Yo he llegado muy pronto a mi puesto y no he visto piquetes. Me han comentado que en el piquete de LAB en Lakua han sacado fotografias a los que entraban a trabajar. Me parece una canallada impropia de personas decentes. Espero que algun día se regule lo de los piquetes informativos que son exclusivamente coactivos. La gente esá informada suficientemente y los piquetes sólo pretenden imponer la huelga. ¡Vergonzoso!.
    No he apoyado la huelga porque no me siento de acuerdo con los convocantes.Yo no puedo con mi paro facultarles para que me representen. Lo siento pero ni UGT ni CCOO serán jamas mis representantes para nada. ELA y LAB ,si un dia bajan de la higuera, tal vez; hoy no.
    Y por último, yo no puedo ni quiero coincidir con LOPEZ en nada. Si él apoya la huelga (y lo hace aunque sea con la boca pequeña) yo no. Lo siento , sé que es un argumento endeble pero yo con LOPEZ, nada de nada.
    Insisto en el éxito de la huelga en el Gobierno Vasco y felicito sinceramente a mis compañeros que la han secundado convencidos y libremente.

  7. En Nabarra ha sido brutal.Todo el casco viejo y TODOS los poligonos con los que trabajo (pamplona sakana, lekumberri y tafalla ) totalmente cerrados, pro supuesto wolkswagen eroski o leclerc incluso el corte ingles tambien estaba cerrado aunque estaba rodeado con las persianas bajadas y todo furgonetas en 3 de sus 4 aceras parecia la sede de la txakurrada.

    La mani casi no ha salido pq estaba el recorrido practicamente lleno, parecia un desfile militar con 5 columnas desde 5 zonas a la plaz del castillo y luego algunas no podian entrar por ejemplo en santodomingo o comedias, en la salida no sabian donde estaba la pancarta luego han ehcho hueco a la cabeza y unos cuantos mas a moverse mientras los demas se quedaban en el sitio. eperando a que volviera

    En la salida por carlos III en la acera de la izq habia al principio mucha gente de ccoo no se si pasarian o venian de su mani.

    Esta tarde habra dos manis mas

  8. Sacar fotografías a los que entran a trabajar es de fascistas, con un uso muy adecuado del término.

    Por otra parte, he hecho huelga y no me arrepiento. Es de esas veces que no tienes ni idea de porqué actúas de una manera determinada, porque sabes que ello no te conduce a nada, pero de vez en cuando me gusta coincidir con los padres/madres del patio de Abendaño, con los padres/madres del club Ariznabarra, con (….). La situación laboral de ellos es muy diferente de la de los funcionarios en muchos caso, y lo ven bastante más negro que nosotros.

    Hay que tomar otro tipo de medidas, reflexionar seriamente y encontrarnos con políticos audaces y atrevidos. Esto está muy, pero que muy complicado, y con decir que “no hay que hacer caso a los poderes financieros europeos” no vamos a ningún sitio. La situación es mucho más complicada, y si es no esta reforma, necesitamos otra, pero sea la que sea, debe ser profunda, se realice afectando más al capital, o afectando más al asalariado.

    Upomendia, cuando hablas de la representación de los sindicatos, me he acordado que ayer a a la noche Oscar Matute, hablando de Elkargi, decía que si la patronal quiere imponer medidas, se presente a las elecciones. Me vinieron, de botepronto, dos reflelxiones:

    1.- Idem, eadem, idem con los sindicatos. Si quieren cambiar las estructuras del país, que se presenten a las elecciones, que lleven un programa rupturista, que ganen y que ejecuten el programa. Por cierto, el tema salió al cuento de los partidos revolucionarios reivindicativos que llegan al poder, como es el caso de Bildu en Gipuzkoa. Le preguntaban a Matute en qué aplicaban su program revolucionario, en qué se notaba el cambio. Dejaron la cuestiión para otra vez. Quiero oir ese programa.

    2.- Hay algo que no entiendo. Hace cinco meses hubo elecciones en España. El ambiente era el actual, y se ssabía lo que venía. ¿Cómo es posible que 10 millones de españoles voten al PP? Porque a diferencia de los sindicatos, el PP sí cuenta con el apoyo de la mayoría de los españoles.

    3.- Los parlamentarios del PSE han salido a manifestarse. Son unos sinvergüenzas, porque son responsables directos de los que está ocurriendo en este país. Y unos putos mingafrías los manifestantes que les han recibido con naturalidad.

  9. Joseba Nafarrate, el padre Xuban, agredido ayer brutalmente por los ertzainas, tiene gran parte de razón cuando dice que lo de su hijo “es nazismo“. Su versión de los hechos la oí ayer de boca de mi hija, y doy fe de que es cierta. Puede que el uso del término nazismo sea una exageración, pero me recuerda mucho a otra época que yo bien conozco: la de los GRISES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s