Los primos

El cuñado de López -Melchor Gil- tiene la suerte de tener primos, muchos primos (…) al estilo de los gitanos. Primos periodistas, muchos periodistas. El primo fiscal: Calparsoro (con c de cochino). Todo resulta más fácil: “que le llamo a mi primo, y te vas aenterar“. Y primos jueces, que aparecerán. Y el primo payo, el borroka del Parlamnento, vanidoso, estúpido y engreído; el primo que batalla para que los jauntxos de la IA se apiaden de él y le permitan continuar ocupando el sillón parlamentario: Agirrezabala; despreciando la ponencia, y estirando al límite la comisión que le encumbra ante los suyos.

El subir en la carrera fiscal y el sillón parlamentario tienen -ambod dos- un objetivo y un precio: darle al enemigo, al PNV. Mano a mano con el PPSOE, duro el jeltzale: “horrela ondo, jauntxook, zerbait gehiago egin behar al dut? Zuen aginduetara betirako“. El primo Agirrezabala de la mano del primo Calparsoro (con c de cochino), ese a quien trajeron de Logroño, para hacer méritos al norte del Ebro, que aún hoy cuenta mucho, ese que ha declarado que: “lo de Gil es una tontería, nada grave, porque la gravedad empieza a los 5 años de trullo”. Eso es un primo, y no el de Zumosol. Mano a mano, primo a primo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s