Reivindico mi derecho a pensar de forma diferente y manifestarlo

La semana pasada se informó sobre la propuesta de reforma del Código Penal, o que da pena (no se cual de los dos). La estrategia para esta reforma nos es muy familiar en el País Vasco “Que piensas diferente, tanquilo, lo ilegalizamos y punto,..” Ya lo vivimos con la ley de partidos.

Vista la efectividad de la medida, no dudan en dar un salto cualitativo y cuantitativo muy importante, llevarlo a los derechos personales. Abrir la vía para criminalizar el hecho de que pienses diferente y lo manifiestes. En definitiva quieren criminalizar, o tipificar dentro del codigo penal, actuaciones como:

  • pertenencia a organización criminal: convocatoria por los medios, incluido internet, de cualquier acto que genere graves desórdenes públicos
  • atentado a la autoridad: la resistencia activa o PASIVA
  • “acometimiento”: amenazas, lanzamiento de objetos, etc a la policía,…
  • daños por interrupción de servicio público.

Y me pregunto yo, ¿Puedo pensar diferente? o ¿también será delito?.

Obviamente no voy a defender los ataques violentos que se producen durante este tipo de manifestaciones y estoy de acuerdo en que se necesita una actuación para evitar que ciertos comportamientos se amparen en las herramientas que tenemos los que hoy podemos pensar diferente. La solución obviamente no puede ser criminalizar a todos y cada uno de los ciudadanos.

Esta estrategia de limitar los derechos a todo el mundo por no ser capaces de diagnosticar bien el problema y adoptar medidas ad hoc que vayan directamente a los que causan el problema, se han convertido muy populares (ej. muchas bajas en la administración, solución aplicada a todo el mundo “si coges baja, no cobras el 100%”, ¿por qué? porque no se atreven de cortar al jeta, conclusión retroceso den mejoras sociales a todo el mundo. Bueno este es otro tema, pero ilustra la misma estrategia).

En resumen, reivindico mi derecho a pensar diferente y poder manifestarlo activa y pasivamente. Por ello, os animo a la movilización a través de cualquier medio, incluido internet, para que esta reforma no vaya adelante. Esto sería un ejemplo de lo que quieren tipificar. Los que tienen que aplicar la ley y alguno más, ya se han preocupado de identificarnos a los que participamos en este blog a través de los diferentes recursos informáticos. En una última limpieza de ordenador, me he encontrado bastantes troyanos ¿igual alguno de los que nos lee lo ha perdido? Si es así, que me lo pida que se lo devuelvo tranquilamente. En definitiva, que si quieren aplicar esta nueva ley, aquí nos tienen y ya sabemos que estar identificados, lo estamos.

Un pensamiento en “Reivindico mi derecho a pensar de forma diferente y manifestarlo

  1. En el artículo de Floren Aoiz de ayer había otra frase, aparte de la que he utilizado para el post anterior a éste, que dice: “El debate es policía civil o cuerpo represivo antisocial”.

    Enlazando con el contenido de tu post, creo que vivimos un momento en el que se cruzan sentimientos.Por una parte aspiramos a un mundo mejor, con las ganancias más repartidas, con la justicia social por bandera, con igualdad hombres/mujeres, y todo eso que discursivamente se ha trabajado estos últimos años de engañosa bonanza económica, y que no ha sido más que el finiquito de una manera de entender el esta de bienestar y de todo lo que ella conllevaba.

    Ahí incluyo los apartados que tú aludes de la reforma del Código Penal. En estos momentos de crisis, y de convulsiones sociales las acciones al límite (de la ley, de la convencionalidad, …) aumentarán exponencialmente. Hay más parados que nunca (y más que habrá), hay más incertidumbre que nunca, las peores espectativas desde las guerras de la segunda mitad del siglo XX, (…) en una situación como esa se puede apelar al libre albedrío, a la bondad de las policías que en vez de armas o porras debieran portar rosas y claveles, a los derechos universales todos que le son inherentes al ser humano, y a todo eso.

    Yo, Iurrixe, reflexionaría más sobre el futuro que nos espera en esta situación en la que dentro de 15 años el 45% seráqn pensionistas, y en la que la edad media de la población estará más cercana a los 90 que a los 80. ¿Quién pagará la sanidad, y la educación? ¿Qué será de todos esos servicios públicos garantizados por ley a la ciudadanía, para los que ya ho hay fondos?

    Me parece fenomenal que reivindiques tu derecho a discrepar y pensar diferente. Yo lo he hecho toda la vida. También que Aoiz, ocultando la parte más trágica de este país de los últimos 30 años, proclame la necesidad de una policía civil, buena y que no reparta leña. Todo eso está bien, pero quienes gobiernan deben atenerse a un montón de variables, y principalmente a los presupuestos, a lo que tienen para gastar, (….) también en policía, en seguridad y todo eso. Y cuando no hay dinero para casi nada no se puede atender ciertas necesidades con más personal, sino con lo que tienes, y con todos sus derechos sociolaborales ya adquiridos. Y eso da para lo que da. A los gobernantes no les queda más remedio que optar por otras vías. Así entiendo yo la reforma del Código Penal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s