El boliviano vota

Basagoiti dice ahora que los bolivianos que vienen a trabajar gozarán de los derechos de los naturales del país. Los bolivianos, si no me equivoco, tienen tratado de doble nacionalidad; y quienes acceden a él, derecho a voto. Los senegaleses no. Así de sencillo es todo.

Las palabras de Basagoiti días atrás, justo en el sentido contrario, le han merecido la reprimenda de toda la élite política. Creo, sin embargo, que el parecer/sentir de buena parte de la ciudadanía no es ése.

Lo confirman los porcentajes de voto de Marine Le Pen, o la campaña muy poco amistosa de Sarkozy con los emigrantes, musulmanes y demás, con el único objetivo de captar ese voto tildado de xenófobo. En Euskal Herria la situación puede distar algo -no mucho- de la situación francesa, pero es obvio que existen grandes círculos que están en la onda de Le Pen, y lo están en todos los sectores políticos. En todos, sin excepción. Es suficiente con testear gente no funcionaria, con trabajo temporal, en paro o con sueldos menores a mil euros. Son cientos de miles.

Basagoiti, que no tiene un pelo de tonto, lo sabe. También sabe que tien de desdecirse de ello, como lo hizo con lo de Homer Simpson y López, en una comparación que, a mi juicio, muy acertada. Sabe que quien explota ese filón se lleva 3 ó 4 parlamentarios más en las elecciones.

Anuncios

Un pensamiento en “El boliviano vota

  1. que Basagoiti es un parraplas, que si tal, que si cual… Pero a mí me parece que está siendo hábil en este escenario. Hace poco, su colega del PP catalán, frente a un escenario de elecciones catalanas donde el PP se iba a despeñar (posición del PP español frente al Estatut, defendido por toda la sociedad catalana, incluída la votante del PP, posición anti-catalanista de la derecha española…) buscó su nicho en el hartazgo del ciudadano medio catalán con la percepción de ciertos abusos de una inmigración que se beneficiaba en exceso de un estado de bienestar. y le salió bien, el PP salió fortalecido y encima juega un papel importante de apoyo crítico a Mas. Ahora Basagoiti quiere hacer lo mismo. Existe en Euskadi una sensación de que el colectivo inmigrante está abusando del entramado de ayudas sociales en un momento de verdadero apuro para muchas familias, además de degradar la convivencia en ciertas zonas (tasas de criminalidad,…) Si le sale bien, Basagoiti podría amortiguar su posible caída electoral e intentar jugar con EAJ un papel parecido al que tiene con López. Acusarle de xenófobo y racista, como ha hecho Egibar, es ponerse la venda frente a una realidad y una percepción que existe en nuestra sociedad, incluida una parte muy importante de nuestra afiliación. El “buenismo” no vale como política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s