Benditos los españoles, malditos los vascos

Benditos ellos que mandaron al carajo a un dirigente nefasto, y lo cambiaron por otro peor. Podían haber elegido, por ejemplo,  a IU; los mejores de todos, pero sin votos. No, auparon a Rajoy con una clara mayoría absoluta. Benditos los españoles. Malditos los vascos que teniendo en sus manos la oportunidad de optar por la mejor de la opciones, la unionista/constitucinalista, toman en masa la dirección contraria, la abertzale.

Es que no espabilamos. Ellos hacen todo lo que pueden, legal e ilegalmente. Ni con esas. Primero fue aquel abrazo histórico Mayor/Redondo; luego vino la frase de Aznar: “los vascos aún no están preparados, hay que mejorar la táctica“; más tarde vino la primera fase del desprecio a la voluntad democrática de los vascos, con el NO del Congreso de España al Nuevo Estatuto Político.

Hace tres años llegó la mejora anunciada por Aznar: una ley in espresso para dejar fuera de la circulación democrática al 20% de los vascos de la CAV. Los vascos ya podían elegir a las buenas opciones, a aquellas que proponían la libertad, la justicia y la ley constitucional españolas. Aquellas elecciones -aquellas también- las ganaron los malos, las ganó el PNV. Daba igual. Estaba escrito que los malos iban a ser desalojados.

Se hicieron con el Parlamento, el Gobierno, el presupuesto, todos los cargos habidos y por haber de la CAV. El guión estaba escrito para que triunfaran, para que aplastaran a  los malos abertzales.

En el primer test posterior el pueblo apostó por el “poco serio” Josél Luis Bilbao y por el “terrorista” Martín Garitano. Más nacionalismo ante el buenismo unionista. Los vascos volvían a confundirse, a no estar lo suficientemente maduros.

Unos meses más tarde vino la reválida que demostraba que la enfermedad de Hego Euskal Herria es incurable: los malos abertzales ganaban a los buenos españoles en SUS elecciones, en las elecciones de España.

Ya hace 70 años bombardearon Gernika, Durango, Elgeta, Otxandio, (….). Si no podían con los votos, a tiros. or ahora no puedan trasladar la Acorazada Brunete al Norte, sería demasiado para Europa. Buscan otras vías para prolongar la fase buenista, sea como sea.

Dicen que son más de 50.000 -la gilipolls de la Echarri dice que son 150.000- los exiliados por la acción terrorista de ETA. Saben que es mentira. Saben, sabemos que es cierto que cientos de ciudadanos vascos huyeron del terror de ETA. Eso es cierto. ¿Cuántos? Da lo mismo, necesitan esos votos para prolongar -ahora que no pueden apretar más la ley- el dictat españolista. Sea como sea.

Saben que no tienen nada que hacer. Los malos vascos venceremos siempre a los buenos españoles. Siempre  que se usen métodos democráticos.

Un pensamiento en “Benditos los españoles, malditos los vascos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s