ETA ya no es lo que era

Y bien que nos alegramos todos. El hecho cierto y demostrado es que, por muy duro que nos parezca, aquí y ahora, con una un arma tus manos, impones. ETA, por medio de acciones criminales, lo consiguió durante décadas. Asesinaban sí, pero, a la vez, imponían. Eran otros tiempos. Ahora ya es imposible volver a las andadas. No, al menos, tal y como las hemos conocido de siempre. Puede haber, de haberlos, hechos aislados. El otro hecho cierto es que (….)

(….) sin capacidad para matar -armada que le llaman- tampoco tienes capacidad alguna para negociar, ni lago tan de justicia como los aspectos humanitarios de tus prisioneros. Al gobierno de España el viene bien la situación. No se juega nada; y si entre en negociaciones sobre los presos, buena parte de sus votos -y eso es lo que importa aquí- se le van. A donde La Rosita Díez de España, por ejemplo.

Si no entra a negociar, o no acude a ponencias parlamentarias, o a congresos sobre víctimas, o ningunea a los mediadores internacionales, no pasa nada. Lo peor es que no pasa nada para el 85% de la población, incluido buena parte del votante de la IA. Quien no vive a diario una desgraciada situación, sí se muestra solidario en la barra del bar, acude a una manifestación y dona algunos euros por los presos, pero tiene una vida bastante relajada.

El tema de los presos no lo puede arreglar ni ETA ni la IA. Es, ya mismo, una cuestión de país, del País de los vascos. Evidentemente, tanto ETA como sus presos hace tiempo que dejaron de ser cuestión de Estado.

Este país no puede mantener en prisión por mucho tiempo a los presos de ETA. Ni siquiera a los de Hipercor. La reivindicación debe correr a cargo del conjunto de agentes político-sociales. Ni los movimientos parciales de ETA en las prisiones, ni las abundantes manifestaciones de miles de personas demandando su liberación son, ahora mismo, trascendentales.

Hay otro factor, y bastante evidente, ya varias veces tratado: una situación de normalidad democrática, con los presos cerca de sus hogares o en sus casos, aparte de ser de justicia, rebaja sustancialmente el plus que por ello cobra electoralmente la IA.

Anuncios

Un pensamiento en “ETA ya no es lo que era

  1. Estoy básicamente de acuerdo pero ¿Estás seguro de que la IA cobra un plus electoral por enarbolar la bandera de los presos? Si es así y supongo que esa es la tesis que subyace en tu post -“es (…) una cuestión de país”- ya saben las fuerzas del resto del abanico político lo que tienen que hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s