Al rescate

Estamos desfasados, no hemos conseguido conectar con el desarrollo tecnológico -al igual que otros periódicos mucho más potentes-, hemos bajado mucho la facturación y necesitamos cientos de miles de euros anuales para sobrevivir“. Resulta un párrafo desalentador, a juego con los tiempos que corren. Es parte de lo que Martxelo Otamendi expuso el viernes en Lakua ante 60 personas. Auditorio formado casi al completo por gente de la IA, de sindicalistas de LAB, y de funcionarios de ramas varias de la euskaldunización administrativa. Poco letrado, economista, administrativo, auxiliar o subalterno que no fuera del ramo o de una ideología distinta a la IA. También estaba yo, creo que de el único heteredoxo.

Martxelo se mostró cercano e inusualmente sincero. Con todos los esfuerzos que ha realizado, con bajadas de sueldo, con horas extraordinarias, con campañas de captación, con todo no consiguen salir de apuro, y la ayuda/compromiso que han solicitado este año deberán de renovarlo el año que viene. Todos los años con la mano por delante.

Otamendi sabía ante quién estaba, como sabía y sabe que Berria -y también Argia- se han convertido e un diario/semanario de compra/lectura casi exclusiva de la IA.

Ya no basta ni eso. El militantismo a prueba de bomba del mundo abertzale más radical se resquebraja. La comodidad de acudir diariamente a Internet, sin necesidad alguna de comprar papel es como una mancha de aceite que avanza imparable por todas las rotativas. Él lo reconoció, y confesó que no han sabido adaptarse. Tienen 20.000 visitas diarias (me acuerdo que cuando estaba en Arabatik había días de 7.000), pero eso no da dinero. Si un anuncio de Euskaltel aporta 10 € en papel, en Internet son 3€.

Martxelo, consciente de la gente que acudió a oírle, no pudo evitar una alusión que creo fue el detalle más sintomático de su exposición. Él que en todo momento hablaba de Gestoras, de diario nacional (hoy cubrirán las legislativas francesas), de diario alternativo, comentó que algunos directivos de Adegi, provenientes del modelo D, le han hecho saber que ellos y la institución empresarial en la que realizan su labor también son suscriptores de Berria. También ellos son Berria.

Y le han hecho saber los de Adegi que ellos no aperecen nunca en primera página, que cuando hablan de la institución empresarial es -la mayoría de las veces-en sentido negativo. Hoy mismo son noticia en Berria, aparte del seguimiento que -como diario nacional- hacen de las legislativas francesas, cuatro noticias referentes a la IA, presos o su mundo. A mí, por ejemplo, hace tiempo dejaron de interesarme parte de sus contenidos.

Berria y Argia hicieron sus cálculos y consideraron que la mayor parte de los que compran el diario y el semanario son de la IA. Sus contenidos, en consonancia con la característica mayoritaria de sus lectores, han sido adaptados a sus gustos. Me parece bien. Lo que no puede ser es que en época de vascas flacas se apele al sentido nacional, al hecho de que sea el único diario en euskara, o el semanario más conocido (Argia). No es razón suficiente.

Continúo siendo accionista de Berria y suscriptor de Argia, pero entiendo a quienes no vean en ellos su diario/semanario de referencia. Si, además de nacional, se pretende que sean buena parte de los nacionales, de uno y otro bando, quienes los compren y los lean, es nececario un golpe de timón, es necesario que los directivos de Adegi, la gente del PNV, los que no son de izquierdas o alternativistas encuentren materias de su gusto. Eso no está ocurriendo.

Por otra parte las gentes de la redacción, los periodistas que los elaboran, también son en su mayoría de un perfil político determinado. Se les nota. Será muy difícil lograr que se adapten a un escenario más abierto, más plural.

Con todo, estoy a favor de se rescate a Berria, porque es necesario y porque es nuestro único diario en euskera. No será ello posible con los contenidos actuales. Hay que elegir entre mantener al actual cliente fijo y fiel, o intentar ensanchar la banda, a costa, incluso, de perder parte de los actuales fieles.

5 pensamientos en “Al rescate

  1. Soy subcriptor de Argia y lo era de otras revistas locales de las que me di de baja, ya que si para poder leer en Euskera tengo que aguantar continuos ataques a mi ideología, pues como que no. Si acaso los leo en internet y por lo menos no les financio.
    Próximante me daré de baja también de Argia.
    Berria hace años que deje de comprar.

  2. pues yo soy partidario de ayudar a que los contenidos en euskera se vean incrementados en los periódicos mayoritariamente en castellano que se publican en EH. De todas formas, el papel de la prensa escrita está hoy en duda. Y eso que el Grupo Noticias, dentro de su modestia, está capeando el temporal y los 2 diarios vascos de Vocento son de lo mejorcito del Grupo…

  3. DIARIO DE NOTICIAS DE NABARRA EL OTRO DIA TUVIERON UNA MANI

    TRAS ACEPTAR UNA REBAJA DEL 8% AHORA CREO K TIENEN UN ERE PARA LA MAYORIA DE LA PLANTILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s