La década que cambió de signo

La que estaba llamada a ser la década prodigiosa, aquella que se iba a inscribir con letras de oro en la historia socioeconómica de España, ha terminado por ser la más desastrosa del último siglo. No lo digo yo -que también- sino esa señora de armas tomar que responde al nombre de Angela Merkel.

Diez años de José María Aznar y de José Luis Zapatero, diez años de PPSOE que han hundido a España, y nos tienen a nosotros, los vascos, librando el temporal como buenamente podemos, pues la carga de pertenecer a España puede terminar por ahogarnos.

Se impone una pregunta: ¿Podemos incluir los 7 años de gobierno Ibarretxe/PNV en esa década calamitosa? Alguien dirá que no es posible culpar a unos y librar a otros, que todos remaban en la misma embarcación. Ésa es la ecuación a dilucidar: siendo como hemos sindo -y somos- bligatoriamente parte de España y Francia, ¿estamos en la misma embarcación, remamos en la misma dirección? ¿Cuáles fueron los números de España negra hasta el 2009 y cuáles los de la CAV?

¿Cuál es el diferencial entre los siete años de Ibarretxe/PNV y los últimos tres de López-Basagoiti/PPSOE? López encoge el espacio hasta dejarlo en los últimos 7 meses de Rajoy. Ya se ve que no, que ellos, los socialistas, son los mayores responsables del desastre español, ayudados, en última instancia por Rajoy/Basagoiti y el PP.

No existe una historia única para el sur de los Pirineos, Portugal incluída. La realidad socioecaonómica y financiera vasca está a años luz de la extremeña, andaluza, castellana, valenciana, gallega o portuguesa. Antes del advenimiento del usurpador nuestros dígitos eran los mejores de Europa en muchísimos aspectos, a años luz de los existentes al sur del Ebro. Sólo la pertenencia a España nos introduce -sin remisión- dentro del club negro de Europa.

Anuncios

Un pensamiento en “La década que cambió de signo

  1. No cabe duda de que hay crisis para todos, en el mundo entero. El problema es el grado de intensidad. Nuestra crisis, que lo sería también con el Gobierno de Ibarretxe, es grave. Pero comparada con la española es mucho menor, a pesar de compartir Estado.

    Esto se debe a varios factores, pero sin duda hay uno que lo resume: somos diferentes. Se podrán argumentar razones como el concierto economico, el tejido industrial, las contrapartidas por sufrir terrorismo (que sirve igual para un roto que para un descosido) y un largo etc. Es igual, la conclusión final nos lleva al mismo lugar: no somos españoles.

    En este sentido, tampoco el modo de gobernar ha sido el mismo. Este país es pequeño, pero enormemente complicado de gestionar. Con muertes de uno y otro signo, división politica, crisis industriales, desempleo y zancadillas de toda índole, se ha alcanzado un status impensable hace 30 años.

    No sabemos qué nos deparará el futuro, que no parece muy halagüeño, pero los logros del presente son innegables.

    Innegable es también que, se pongan como se pongan, poco han aportado los políticos españoles en todo esto. Tampoco los del PPSOE en esta última etapa de gobierno. No porque no hayan tenido las condiciones apropiadas (prensa absolutamente entregada, dinero en caja, apoyo unanime desde el Rey hasta la última institución española, fin de ETA…), sino porque precisamente su unico leitmotiv era “imagen de normalidad”, entendida unicamente como “más España” y de paso autobombo y marketing a raudales.

    De lo malo malo, hay dos aspectos positivos en todo ello:
    – es tan evidente que el “más España” no encaja en Euskadi, que se ha quedado en líneas generales en un si es no es, rayano en el ridículo. (Mapas del tiempo, eliminación de distintivos Ertzaintza, campañas de turismo…)
    – se ha demostrado que ni el PP ni el PSOE cuentan con plantel político digno de preocupar. Si con todos los medios a su alcance son capaces de de tan poco, es evidente que no están a la altura. No valen ni para tacos de escopeta.

    Conclusión: hablemos y pensemos más en independencia de España. Discutamos pros y contras, pero saquemos de nuevo el debate a la calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s