El árbol caído

Probablemente sea por el poso de mi educación religiosa, pero no soy dado a hacer leña del árbol caído. Me gusta el cuerpo a cuerpo, la pugna sin descanso ante el adversario. Una vez conseguido el objetivo, prefiero apiadarme del contricante. Llevamos años -más de tres- con López y su gobierno en el punto de mira, en contínua liza.

La batalla está ganada, por mucho que se nos exija mantener la tensión hasta el último día, y el ocupa está ya derrotado, no es más que un candidato más, sabedor de su rol de segundón y con clara vocación de oposición.

Sólo así se pueden entender acciones como las de sus huestes juveniles -digo yo que contratados- apostados ante Sabin Etxea, limosneando un cara a cara con Urkullu, un candidato más y no el lehendakari en funciones, papel que patéticamente le otorga el descabalgado López. López nunca se ha creído lo de Ajuria Enea, ha sido totalmente consciente de su interinidad, de su trofeo conseguido con un golpe antidemocrático.

Sólo así -desde una mentalidad de perdedor y de oposición- se puede entender que alguien que ha tenido en sus manos tres presupuestos prometa 8.0000 puestos juveniles, pudiendo -con el paraguas económico e institucional que le otorga el poder- poder plantear iniciativas desde ya mismo.

Sólo así se puede entender que quien se ha mantenido en el poder desde la usurpación ilegítima admita que su poltrona fue gracias a una mentira de campaña, gracias a una entente española antijeltzale. No sirven de nada sus apelaciones a “evitar la división”, “traer la libertad”, superar la “deriva identitaria”. Fracasó desde le minuto uno, y en el primer test de apoyo suspendió, fue barrido, junto a sus colegas del golpe.

López es una alma en pena, un fantasma que sólo aspira a terminar con decoro (….) por delante, precisamente, de quien le aupó, consciente de que los abertzales arrasarán. La imagen que den las elecciones es la real de la CAV, una más que probable barrida del sector español, también llamado constitucionalista. Unos votos que serán depositados en las urnas con toda la información del mundo, con alusiones al miedo al soberanismo, al coco abertzale.

¿Quién se atreverá a otorgarle en un futuro la Cruz del Árbol de Gernika que estos días recibirá JA Ardanza? ¿O el menor “Lan Onari” que ha recibido Ramiro de Pinilla, supongo que por ser azote literario del nacionalismo?

A estas alturas del combate, ya claramente derrotado, me da pena López, y me produce mucha fatiga hablar de él, referirme a sus tonterías. Ya no de más de sí, como tampoco lo da ETA, otra derrotada.

3 pensamientos en “El árbol caído

  1. Ese es el problema y nos pasa continuamente en nuestra historia.
    La mejor obra de caridad cuando un contrincante esta tocado es darle tu mazazo ma fuerte para que no se vuelva a levantar y fin
    Si no lo haces por falsa compasion se levanta le das te das y hay mucho mas para ambos.

    Los unionistas han perdido pero podriamos haber sido nosotros desde el momento que han jugado con la democracia la justicia retorciendo la voluntad popular por eso nuestro unico objetivo es sacar decenas de miles de votos mas que ellos para que quede suficientemente claro que esto es una nacion y que ellos representan a otra nacion.

    Para que no pueden prolongar el conflucto hablando del 50% y otras manipulaciones de su mundo de fantasia como excusa para que vuelvan a la carga
    .
    Necesitamos una realidad contundente, no que se queden los abertzales en casa porque como vamos a ganar y parece que el enemigo huye… NO.
    Necesitamos una victoria APLASTANTE, no nos engañemos el resto sera darle armas al enemigo y prolongar el conflicto.

  2. cuando se reúna el Tribunal Vasco de Finanzas y sepamos de verdad nuestra deuda, igual no te da tanta pena….Yo estoy con Nabarro: hay que darle un golpe de gracia al moribundo, para que no sufra (por caridad cristiana, que yo tb tengo mi poso de educación religiosa)

  3. Yo también soy de educación cristiana -y eso que ya soy de la generación más atea de la historia-, así que soy partidario de “lapidar” a los sociolistos salvo que Jesús nos indique expresamente lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s