Ezagutzen EZ dudalako

LLevo 8 años de bloguero, y nunca antes había apostado por Urkullu. No ha sido, dentro de las familias jeltzales, que las hay- de mi cuerda. Cuando la historia de Imaz/Egibar inauguramos el blog Arabatik Zarra y yo; un blog que, en la actualidad, nada tiene que ver con aquel entonces. Por aquel entonces apostamos decididamente por Egibar, y por Ibarretxe. Urkullu se mantenía en el BBB y en el EBB, discreto, sin alzar la voz.

Imaz (hecho en falta su apoyo explícito a Urkullu) se acordará de aquella época -también de nuestro blog-, y a buen seguro que no con cariño.

Después tampoco me ha causado Urkullu ningún furor. Es más, cuando se daba por hecho que iba a ser el candidato a lehendakari por el PNV, yo dudaba de ello, y así se lo transmitía a la gente que me rodea habitualmente, no muy en la onda jeltzale. Cuando fue nominado candidato, no tuve dudas: era también el mio, con mis reticencias sobre su idoneidad. He continuado manteniendo conversaciones con la gente -que sabe que soy del PNV- y observo un ligero deslizamiento hacia Urkullu. “Hay algo en el soso que te inspira confianza, que te dice que este es su momento” me decían hace días mis colegas de la IA, entre pinchopote y pinchopote. Esta mañana me lo ha confirmado un buen amigo,  habitual votante de IU, uno de esos izquierdistas acomodados: “voy a votar a Urkullu“; yo, de piedra.

Me entretengo con algunos videos de Ezagutzen Dudalako. Están bien, y personalmente me han sorprendido unos cuantos. En estos casos nunca sabes si se han apuntado por convencimiento, o porque la oportunidad viene de cara. Ya sabéis lo que conlleva sentarse en el sillón presidencial: presupuesto, cargos, “oropeles” que dice Mario Fernández en su video. Desde luego que Urkullu no puede tener mejor padrino que M. Fernández, por lo que fue, y por lo que es.

Yo nunca he estrechado la mano de Urkullu, ni la de Ibarretxe, ni la de Egibar. No es lo mío. Tampoco formo parte de los cada vez más numerosos corrillos de postulantes a cargo en Lakua. Por todo eso, y, sobre todo, porque no soy un triunfador, no han acudido a mí para grabar un video de apoyo a Urkullu. Tampoco le conozco, EZ DUT EZAGUTZEN.

A 5 días del 21-O, se palpa la victoria de Iñigo Urkullu, del soso, de quien nunca te lo llevarías de potes, a jugar una partida de mus con un gintonic, de ese que nunca entraría en una conversación a hablar de otras mujeres que no sea la suya.

Por eso gusta el soso/guapo -que las mujeres, y algunos hombres, están de acuerdo en ello-, este cincuentón que venía dos años por detrás mío en el colegio Derio. Yo no me fijé en él, no me suena de aquel entonces; sobre todo porque era más jóven que yo, y porque seguro que no era tan bicho, ni jugaba tan bien a fútbol (je, je). Yo era de los listillos, de los guays de entonces, que al final terminábamos definitivamente expulsados, después algunas expulsiones parciales (¡como me lean mis hijos!).

Por eso él -formal y listo a su manera- llegará a Ajuria Enea, y otros ni siquiera hemos tenido la ocasión de estrecharle la mano, de conocerle o de grabar un video en apoyo suyo, por falta de méritos, y porque hasta ahora no nos ha hecho tilín.

Per que quede claro: era mejor jugador de fútbol que él, fui de los primeros en llegar al colegio de monjas que había a un kilómetro de nuestro colegio, y tuvimos -yo y otros tres colegas- el honor de la expulsión más rápida en Derio: llegué una tarde domingo, con el colchón sobre la baca del 850 de mi padre, a las 8 fuimos a las fiestas de Santa Cruz en Sondika, a la cuatro volvimos, nos pillaron escalando a una de las ventanas, y al día ya partíamos para casa. Expulsión parcial el primer día.

Poco y mal mérito el mio para acceder a Ajuria Enea. Urkullu no entraría en historias de esas. Él iría a lo suyo, formal. Aprobaría todoy bien; y ya desde aquel entonces de hace casi cuarenta años tomaría buenos apuntes, de lo que le habrá quedado su deje de tomar notas hasta de la talla de contertulio. Yo suspendía bastante, y hasta tuve que repetir un curso porque una jóven profesora de Mate y Física llamada Miren Josune Aristondo no me aprobaba a la primera ni a la segunda.

Urkullu será un buen lehendakari para los vascos, porque es tan honrado y trabajador como soso. Va a lo que va, y si acierta con el equipo, y estos a su vez con el suyo, hasta completar un jerarquía gobernante capaz, sacarán a este país del agujero, porque este país es abertzale, y  porque este país es, hoy por hoy, del PNV de toda la vida, o, si preferís, de toda la vida del PNV. En esto último incluyo a todos aquellos que, en busca de mejor fortuna, han pasado con todos sus bagajes a otros partidos.

 

6 pensamientos en “Ezagutzen EZ dudalako

  1. yo, que soy bastante más joven, era más de imaz. siendo de EGI, le conocimos en una charla mientras era europarlamentario y a mí me “enamoró”. Pasó lo que pasó y punto. Urkullu no me enamora, no tiene ese carisma arrebatador. Pero Ibarretxe tp lo tenía al ppio. Los mayores en Aiala hablan de él, cuando salió para alcalde en Laudio, que era un txabal trabajador, majo, pero nadie le veía como carismático.

  2. Supongo que por aquello de que las circunstancias no son las mismas, no comparto completamente tus experiencias vitales, pero sí el fondo del mensaje. Yo estoy entre los medio sosos, sin llegar al punto de Iñigo Urkullu (no me iba el futbol, ni estuve en Derio pero también repetí).

    Precisamente, porque las circunstancias son las que son, Iñigo Urkullu es también mi candidato. Lo es a distancia del resto. No solo porque soy afiliado al PNV, sino porque incluso siendo muy mejorables es la opción más coherente, la más serena, la más realista y la que a priori más garantías tiene de aportar soluciones a un país tan complicado, pero tan apasionante a la vez.

    Si hablamos de Iñigo, ya está todo dicho. Yo si le conozco algo. Lleva toda su vida preparando este momento. Eso es bueno y es malo. Pero vamos a quedarnos con lo bueno, que es mucho más que lo malo.

    Tanto si llega a la Lehendakaritza, como si se queda en puertas, tendrá que rodearse de un equipo solvente. En mi opinión, será la legislatura más complicada de los últimos 30 años, por mucho que Ardanza nos recuerde que cuando él llegó había un 27% de paro y una crisis sin precedentes. Quizá es porque pudimos salir de aquella y eso nos da otra perspectiva, pero la sensación es de que la actual no tiene parangón. Tampoco la ilusión, ni la motivación son iguales.

    Sin embargo la parte política es una esperanza. Hay que saber aprovechar esos vientos favorables.

    Definitivamente, aurrera Iñigo. Zure zortea gurea izango da eta…

  3. Durante la jornada de hoy más de una y dos personas me han dicho que no les ha gustado el post, que no es de época electoral. Está claro que no me conocen, ni han entendido el objetivo del post.

    Yo no tengo por costumbre ser un lameculos. Intento ser sincero, y, si es posible, consecuento con mi forma de ser. Si durante años he defendido unas ideas determinadas en el Partido, y a unas personas determinadas, no puedo -de buenas a primeras- cambiar radicalmente. No es creíble.

    Admiro, debo reconocerlo, la enorme capacidad camaleónica de algunos, de muchos. Lo mismo les da estar hoy en un lado, que mañana justo en el contrario, sin ruborizarse lo más mínimo. Siempre a la sombre de quien manda, o en sus aledaños. No es mi estilo.

    Parece ser que Urkullu va a ser lehendakari, y que en sus manos quedarán cientos de cargos para repartir. Ahora, según manual, toca callar, endulzar al líder, acercarse a quienes se preveen futuros consejeros, aparecer en los actos junto al candidato, estrechar su mano, (…). No es mi estilo. Ez, eskerrik asko.

    Si estuviéramos en EUA Urkullu llevaría traineras de ventaje sobre sus rivales por su experiencia vital. Formal, de vida familiar ejemplar, serio, trabajador, sin jaleos conocidos, (….). Sería el candidato ideal de los americanos, y creo que también de la mayoría de los vascos, también por esas mismas razones.

    Sólo pretendía desarrollar las evoluciones bien diferentes de dos señores que partiendo de un mismo centro de estudios, tuvieron desde sus inicios comportamientos y evoluciones bien diferentes. Si hubier sido yo el propuesto para lehendakari, no aguanto un asalto. Al hilo, no entiendo cómo en este país permiten a López dar lecciones si no fue capaz -sin otro quehacer- de terminar su carrera. En EUA no hubiera podido ser un candidato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s