Ejerciendo de asesor

Urkullu es metódico y serio, y lo tendrá todo reflexionado y amarrado. Habrá elegido bien a sus asesores principales y le habrán puesto negro sobre blanco en las cuestiones administrativas. No tengo dudas. Yo, a mi manera, que nunca nadie pide mi consejo, daré cuatro ideas sobre algo que es vital para la construcción nacional: la cuestión lingüística (…) en la Administracción central de la CAV.

Treinta años trabajanado en la cosa me avalan, creo yo, para emitir una opinión centrada, que no sé si acertada. Me avalan tanto como al asesor real de Urkullu.

Urkullu, si tu asesor en cuestiones relacionadas con el euskera te ha descrito positivamente la realidad lingüística de la Administración, TE HA MENTIDO. No es buena, y, además, en los últimos 15 años no hemos avanzado prácticamente nada en lo fundamental. Así de tajante. Sí ha habido brotes verdes, pero abasolutamente insuficientes.

Para cerciorarnos de la auténtica dimensión del problema, habríamos de exponer los datos, las cifras o los porcentajes en toda su magnitud:

– ¿Cuánto dinero ha invertido la Administración en la acreditación de perfiles de sus funcionarios, casi en su integridad en horario laboral? Millones, millones de euros; muchísimos millones. Y continúa en ello.

– ¿Cuál es el resultado –en cifras frías- del total de perfiles acreditados, cuál el grado de CONOCIMIENTO del euskara de los funcionarios administrativos? Miles de perfiles acreditados sólo en la Administación central de la CAV.

– Tomando como base el porcentaje de perfiles acreditados, ¿cuál es el USO real en la gestión administrativa? Ni de cerca se asemeja al 20% de los perfiles acreditados.

Sólo el enorme costo que ha supuesto para las arcas públicas la acreditación de perfiles puede hacernos tomar consciencia real del escasísimo rendimiento real conseguido, que es tanto como hablar de FRACASO treinta años después.

No todo es imputable al PSOE. No en este terreno. Cuando hemos gobernado no hemos tenido el acierto suficiente porque nos hemos conformado con dar oportunidades a los funcionarios para que aprendan el euskea, pero no hemos habilitado los instrumentos necesarios para su uso.

Me retrotraeré a un ámbito que aún conozco mejor: la TRADUCCIÓN. De entrada: de cien hojas que se publican en bilingüe en la Administración 98 son traducciones. Costo de hoja traducida: 20 €. Sólo el BOPV publica 120.000 –en bilingüe- al año. Eso, sólo el BOPV, porque la cooficialidad nos obliga –por ley- a que casi todo el papeleo administrativo sea en bilingüe. Ni siquiera producimos el 2% en euskera.

– ¿Cuál es el precio de la COOFICIALIADAD? De la cooficialidad entendida como que todo debe publicarse en las dos lenguas oficiales, independientemente de que se lea o no.

Parecería que algo como la euskaldunización, un aspecto tan pegado a nuestra identidad y nuestro carácter nacional, planteado así, con la desnudez de los euros, pues que es un planteamiento mercantilista y que resulta más que un atrevimiento.

No lo veo yo así. Cuando se dió inicio a la euskaldunización administrativa pocos creían que treinta años después tanta inversión produciría réditos tan escasos. La Corporación Mondragón hace tiempo que habría eliminado el programa o, sencillamente, lo hubiera alterado al 100%. Aquí no, aquí se ha mantenido.

Agravante: los perfiles acreditados han habilitado a cientos de funcionarios para hacerse con puestos de niveles altos. El uso por parte de esos funcionarios ha sido tan bajo, que si ahora volvemos a examinarlos –por escrito y, sobre todo, oralmente- el resultado sería bien distinto. Consecuencia: un buen porcentaje de los perfiles acreditados no responden a los objetivos que se establecieron en el puesto de trabajo. Pero: esto es la administración, y una vez el funcionario se ha hecho dueño de su puesto, no hay dios que le mueva (derechos).

Finalmente: HPS, a saber, la Viceconsejería de Política Lingüística lleva lustros que ni siquiera puede controlar a su personal. Es el claro ejemplo de cómo no debe funcinar un órgano administrativo. Ruego: que desaparezca o se modifique al 100%.

Acabo de enterarme, que yo siempre llego tarde a los chismorreos: parece ser que Urkullu quiere fusionar Cultura y Educación. Muy bien, que aproveche la ocasión para desterrar a HPS de Cultura, no precisamente porque lo haga mal –muy mal- sino porque nunca debió estar adscrita a Cultura. ¿Alguien se imagina a Emakunde en Empleo? ¿Porqué lo relativo a la lengua propia de Euskal Herria en Cultura, junto al Teatro, Deportes, Juventud, Subvenciones, (….)? ¿A cuenta de qué?

Por cierto, y acabo: la semana pasada me reuno con los técnicos de euskera, y me doy cuenta que después de 30 años a algunos ni los conozco. Son casi de mi oficio, y no los conozco. Tampoco identifico a los técnicos de HPS, ni a los de HABE. Somos un montón de reinos de taifas, sin hilazón, caminando cada cual por su estrechísima senda. Ya vale ya, esto hay que transformarlo ya, y profundamente.

Así que Urkullu, si tu asesor lingüístico te ha alegrado el oído con esto del euskera díle que un pajarito te ha contado esta noche que nainai, que es mentira. Me consta, además, que tú ya lo sabes, pero por si acaso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s