La gravedad de las 22,5 horas anuales

funcionariosAyer a la noche en Onda Vasco, en el programa de Javier Vizcaíno, escuché de boca de Nerea (PNV) una pregunta a Igor (IA), a quien acusaba de demagogo: “A ver Igor, qué hablas de las 1604 horas del Gobierno Vasco, y ocultas el pacto Bildu/PSOE de 1648 horas en Donostia?“. E Igor continuó a los suyo, que si soberanía, que si las 35 horas, que si la lucha por los derechos, ….. A lo que, nuevamente Nerea le espetó: “Muy bien, muy bien Igor, todo eso está muy bien, pero ¿cómo lo vas a hacer para crear empleo?” E Igor a lo suyo.

Hace ya mucho, con la primera propuesta negociadora del Gobierno Vasco de Urkulu a los sindicatos de la Administración Vasca, escribí un texto, que hoy, con la espantada protagonizada por los sindicatos de la mesa negociadora, puede servir de argumento.

Ahí va:

Me cuesta mucho creer que 22,5 horas más de trabajo al año supongan “una agresión sin precedentes” en opinión de ELA, o de “recortes brutales” en la de LAB. Tampoco es cierto, como manifiesta el Gobierno Vasco, que las condiciones laborales de la Administración pública vasca “sean las mejores de Euskadi“, porque, aparte de que no son las mismas las centrales -dependientes del Gobierno Vasco- que las forales y las municipales, flipo de las condiciones que asisten a los trabajadores de las cajas, de algunas  grandes empresas y más.

Con todo, no entiendo porqué tanto jaleo por las 22,5 horas. Y no entiendo, sobre todo, que no se haya querido negociar. No excuso ni a los unos ni a los otros.

Tiene razón en parte Urkullu cuando dice que ELA se ha refugiado en posturas maximalistas, del todo o nada, pero no podemos ovlidar que los sindicatos en general libran una lucha cerrada por su supervivencia en un momento de máxima cirisis, y dependiendo de la finanaciación pública; y tampoco se puede soslayar que la batalla entre las centrales abertzales les lleva al Y YO MÄS, en la que ELA pretende salirse del cuadrilátero e ir de sobrado.

¿Por qué 22,5 horas de más anuales cuasan tanto revuelo? Miedo me da que lleguen mañana los partidos de mis chavales en Ariznabarra y en Olaranbe, y cuando en los chiquitos del mediodía saquen la cuestión de las protestas funcionariales. En el equipo de mi hijo Tomás hay, que yo sepa, tres parados, tres que trabajan en Mercedes y el resto es de oficios varios. Dos somos funcionarios. Ya verési mañana. “¿Cómo, que sólo trabajáis 1594 horas y os quejáis?, ala iros a  tomar por el puto culo”. Eso, lo má fino.

Aparte des esos detalles sin importancia de lo que piensa la gente de la calle de nosotros, hay otros aspectos. No olvidemos que hay una lista de contrapartidas, que yo creo superan las desventajes de las horas de más a trabajar anualmente:

– complementos por incapacidad temporal,
– medidas para conciliar la vida laboral y familiar,
–  permiso retribuido de hasta 8 horas anuales para el acompañamiento de menores de hasta 12 años,
– nueva regulación para permitir a los empleados públicos cuidar a los hijos menores con enfermedades graves,
–  teletrabajo,
–  mantener el empleo público,
–  no externalización de nuevos servicios,
– recuperación del contrato de relevo,
– suspensión de la instrucción de 2012 que limitaba las sustituciones del personal público,
– recuperación, a partir de 2014, de las primas por jubilación.

Sí, lo habéis leído bien: TODO ESO. Entonces, ¿por qué tanto alboroto por 22,5 horas?

En primer lugar, creo yo, por motivos exclusivamente políticos. ELA tira a todo lo que se mueve, y no va a ser menos con el PNV, cuando sabe que si flaquea le van a recordar sus orígenes. ¡Buenos son ellos! Además, aún tendrán presente lo que les recordó Bildu: ojito, que no os habéis presentado a las elecciones y no tenéis representación política (¿a qué os recuerda esto último?).

La postura de LAB es más entendible, se comparta o no su proceder. Ellos provienen del MLNV, y ahora son parte integrante de la IA. Lo tienen claro, y su función es tan política como sindical. No engañan a nadie. Ya pueden Izagirre y Garitano rebajar un 40% el sueldo de sus funcionarios, que LAB no se mueve.

Entonces, ¿porqué tanto alboroto con las 22,5 horas? Hay otras razones, creo yo: LA MEDIA DE EDAD de los funcionarios de la Administración Pública vasca es cercana a la cincuentena. Es, exactamente, de 52 años.  Así de claro y así de viejo es este país. Y más que lo será. ¿Y? Pues  yo, que llevo 30 años en la Administración, tenía 6 días de los denominados canosos. Días por viejo, para entendernos. Días que también nos los han quitado. Así las cuentas, un porcentaje muy elevado de los funcionarios de la Administración no pierde 22,5 horas, sino más de 50.

No sé porqué a los sindicatos y prensa se les escapa ese detalle nada nimio. Bueno, sí lo sé: los canosos empiezan a surtir efectos a partir de 18 años como funcionario, y hay personal que no lleva a esa cifra, por lo que el mal  no es generalizado, y las 22,5 horas sí.

A mí los las 1604 horas estabulado entre cuatro paredes, día y tarde delante de una pantalla, a nuestra edad, es una exageració, un abuso, y una pérdida de tiempo. ¿Cuál es la media de horas trabajadas por funcionario y día? No más de 6; pero tenemos que estar 8 horas entre paredes. No es normal

Dentro de 8 años, la media de los funcionarios en su conjunto superará los 55 años. Imaginaros los pasillos de Lakua a las mañanas, a la llegada de los bilbaínos. Otra de imaginación para los cursillos de informática y nuevas tecnologías para los jovenzuelos sesentones.

Ahora nos hablan de la posibilidad de otra huelga general contra los recortes presupuestarios, cifrados en más de mil millones. Desconozco cuáles son los presupuestos de la Diputación de Gipuzkoa, y a qué dedican sus partidas. Los del Gobierno Vasco, en un 75% son para gasto social. Son socialistas.

Para el 30M nos anuncian otra huelga general. Otra temeridad.“.

Un pensamiento en “La gravedad de las 22,5 horas anuales

  1. La realidad es que, frente a la empresa privada, los funcionarios sois unos privilegiados. Calendario anual reducido, seguridad en el empleo, y a pesar de los recortes, salarios muy competitivos frente a vuestros iguales en muchas empresas privadas. Y los de Educación, ya se salen. Esa es la pura realidad y por ello, pena y solidaridad, ninguna. Y que conste que estoy rodeado en mi entorno familiar y cercano de funcionarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s