Políticos: 2,2; militares: 3,8

politicaNo alcanzo a entender porqué mi hermana se ha metido al oficio parlamentario, teniendo como tiene un buen puesto de trabajo tan bien remunerado como el de parlamentaria, y con una carga de trabajo bastante más llevadera. Tampoco entiendo porqué el amigo Ramiro González –aún le entiendo menos a éste- continúe como jefe de filas jeltzale en las juntas alavesas -espero que también como próximo candidato del PNV a la Diputación alavesa-, teniendo como tiene una vida profesional de éxito, y fuera de la función pública.

Ayer publicó el Eustat un estudio sobre las impresiones que la gente tiene interiorizadas sobre todo tipo de profesiones. Los médicos son los mejor valorados, con un 7 sobre 10. Los políticos, los que peor, con 2,2 sobre 10. Es, a mi modesto juicio, absolutamente injusto y poco acorde con la realidad. Hasta los militares españoles obtienen un 3,8. Es la ostia.

Este país nuestro, Euskal Herria, está absolutamente contaminado por los escándalos de España; y lo está porque consume mayoritariamente ofertas mediáticas españolas, tanto en televisión, radio, prensa escrita como digital. Unos medios de comunicación a los que, sin embargo, sí aprueban l@s vasc@s.

Una población como la de la CAV, que mayoritariamente (7,2 sobre 10) acude a votar desde hace 35 años, y que vota –precisamente- a los partidos y políticos que tanto dice denigrar. Unos ciudadanos que dan un 2,2 de nota a esos alcaldes y concejales –que también son políticos- de su entorno, a los que –una y otra vez- vuelven a votar.

No lo entiendo. No entiendo que tanto empresario, financiero y acaudalado metido hasta el tuétano en evasiones de capitales, en mala gestión de grandes entidades de crédito, (….) lleguen al 4,8; y ellos que, repito, constantemente recogen los votos de los ciudadanos, saquen un Muy Deficiente.

Ni siquiera la profesión funcionarial -esas gentes que entran, están y salen de los centros de trabajo institucionales- suspenden. También ellos aprueban.

¿Porqué esa valoración? Cientos y miles de políticos dedicados a la tarea de la gestión de la cosa pública sin cobrar un duro, y con muchas horas y quebraderos de cabeza, para después ser valorados con un 2,2. Es injusto.

Pero ¿porqué? ¿Sabe la gente lo que dice? ¿Conoce la realidad? ¿O es que, siendo sinceros, se deja llevar por todos esos programas –casi todos- que se ocupan de Blesa, Barcenas, Gurtel, Infanta, (….), y hace tabla rasa con todos, equiparando a Barcina con un concejal de Kanpezu?

Hay que añadir a todo ello que algunas intervenciones de la dirigencia política empujan justo en el sentido contrario del deseado. Me refiero al Código Ético impulsado por el Gobierno Vasco, con el objetivo de conseguir políticos vascos –en realidad, sólo valía para los cargos del GV- sin tacha, sin mácula. Me pareció entonces una sobrada, y así continúa pareciéndome ahora.

Si elaboras un Código de conducta es porque crees que tu gente, esa a la que va dirigido el Código, no actúa como es debido, que no es gente de fiar y que hay que controlarla, que hay dotarla de estrictas medidas de disciplina.

Además, llueve sobre mojado, porque ya antes López había elaborado otro Código para sus cargos. Al parecer los cargos jeltzales son potencialmente más propensos al desvío moral, y necesitan ser atados más en corta. De ahí, digo, una vuelta de tuerca más, por si acaso.¡Vaya tontería!

Una medida exclusivamente de cara a la galería, que deriva en una desconfianza aún mayor de la gente hacia su clase política. Ya no se trata de llegar al notable, sino de un simple aprobado. ¡Qué lejos queda! No lo entiendo.

13 pensamientos en “Políticos: 2,2; militares: 3,8

  1. pues a mí me da la impresión de que la mayoría de los cargos políticos ganan como políticos mucho más de lo que podrían obtener en la empresa privada con sus CVs y su experiencia profesional. habrá excepciones, como mencionas, pero me da que son pocas….

    • Estoy de acuerdo, xarmant. Estamos también en crisis de vocaciones políticas de valía. Hay excelentes excepciones (en mi partido conozco bastantes), pero por lo general desde que el periodismo se ha hecho con las riendas de la política esto no va nada bien.
      Hoy estoy especialmente cabreado. Mientras volvía a casa, preocupado por cariz que están tomando las reivindicaciones sindicales en mi empresa, y en muchas otras del entorno, en las que el sentido común hace mucho que ha dejado paso a una esquizofrenia colectiva de la que espero que algún día podamos salir sin haber desaparecido, me encuentro con un grupo de cargos de la Diputación tomando potes en las puertas de un bar, destacando uno de los mas impresentables, dando palmadas en la espalda a sus compañeros mientras vociferaba a pleno pulmón su satisfacción por un próximo viaje a Colombia.
      Desconozco cual será su misión allí (a decir verdad me cuesta creer que él la sepa, como en el resto de los innumerables y envidiables viajes que hasta ahora ha hecho), pero me asquea ver a diario tanta destrucción de puestos de trabajo, de talleres, de industrias, de lonjas en venta… mientras algún irresponsable público es incapaz siquiera de guardar las apariencias.

  2. Epa. He cogido un día libre, y parto dentro de un rato a Viana con mi hijo Martin. Juegan un campeonato de fútbol todo el fin de semana. Tengo tiempo justo para un comentario.

    Xarmant, conozco la conformación del Gobierno vasco. Si ya los consejeros tod@s son funcionari@s, en la misma medida lo son el resto de cargos políticos, hasta conformar los 200 que entran dentro del Código ético. Hay un cupo -aproximadamente de un 15%- de cargos que han tenido que ser recolocados por cuestiones de partido, o, por decirlo más claramente, porque no tienen un trabajo bien remunerado, y siempre que llega el partido al poder son llamados a filas (….) de cargos. Lo mismo sirven para Industria, Interior, Deportes que Meteorología. El resto son funcionarios.

    La capacidad de nuestros cargos del GV es la del resto de funcionariado. Ni más ni menos. Los hay mejores, y los hay peores. Puestos a elegir, por otras aptitudes que las de la pertenencia a unas siglas, se podía haber optado por otr@s. La máquina funciona como funciona.

    Xarmant, nadie del sector privado viene a la Administración como cargo. En la privada se gana más.

    Con el post me refería a otra cosa. La valoración de 2,2 que damos a los políticos es inmisericorde, injusta e irreal. Sinceramente, no se lo merecen. Conozco a muchísimos, y son lo contrario de lo que se dice de ellos.

    Bilbotarra, hablas de unos cargos forales que iban sobrados en Bilbao. Para eso precisamente es el Código, para evitar ese tipo de situaciones, para no exteriorizarlos. Los cargos deben darse cuenta que son gente -por ser funcionarios- que han pasado del vaquero y camisa, a traje y corbata. Que por ello son objeto de mofa en el entorno; y aún más algunos en concreto proque su elección ha extrañado muchísimo. Por eso deben cuidar al máximo su discreción, trabajar la humildad, y no abandonar los circuitos de siempre, porque dentro de tres años igual vuelven a ellos, otra vez con vaqueros y camisa.

    Me voy

  3. La concepción de la política ha cambiado mucho, y de grandes alcaldes como por ejemplo J.A. Cuerda o Tierno Galván, y políticos vocacionales como Idigoras o Ibarretxe, la profesión política se ha convertido en un “a dedo” patrocinado por grandes empresas y multinacionales que en conjunción con la prensa se retroalimentan. No hay más que mirar qué grandes grupos financian a las editoriales y a los partidos políticos con prácticas más que dudosas, imputados, condenados, sobres etc, que buscan el recorte y la doctrina del miedo que tan bien se conoce.

    Hoy en día lees El País y da verdadero miedo comprobar cómo un periódico presuntamente de izquierda se alinea con lo más conservador y neoliberal hasta el punto de no ser capaz de distinguirlo con El Mundo.

    Si nos vamos a nuestra política local la cosa tampoco mejora mucho, aunque si pienso que está más saneada que la estatal. Aún así hay cientos de casos enquistados en dependencias judiciales que no sólo tenemos que pagar los ciudadanos, sino que también colapsan el sistema, con lo cual el daño es doble. Entonces SI entiendo que ciertos códigos de conducta son necesarios entre nuestra casta política, amén de la inmediata expulsión de toda persona que en sus funciones representando a un pueblo haya cometido delito. El poder comprado de la prensa en este sentido es enorme, y prácticamente sólo queda confiar en el poder judicial, glupps.

    Hay otra cuestión que se debe abordar, el perfil de los políticos hoy en día. He citado a algunos vocacionales y todos podríamos citar a varios más. ¿Pero, qué es ser político hoy en día?

    – ¿Pertenecer a una familia adinerada que te coloca a dedo, o por el contrario ser una persona con un verdadero compromiso social?
    – ¿Haber protagonizado unas cuantas manifas siendo joven, o sentir verdaderamente que el mundo se puede cambiar a mejor?
    – ¿Ser cuasi-ingeniero hijo de sindicalista, o ayudar al pobre cuñado desvalido a comprar unos terrenitos en Castro con unos billetes morados?

    Aquí no quiero nombrar a nadie salvo que se dé por aludido, pero entonces la nota de 2’2 a los políticos se empieza a entender. Y es una verdadera lastima por los honrados, que los hay, servidor conoce a muchos y por suerte el porcentaje sale un poco más alto en Euskal Herria.

    • Claro que si, al final la culpa de la crisis es de Alemania, del paro de los politicos y de que no seamos independientes del PNV y/o de EHB y/o/tambien de ETA y/o/tambien de España.

      • Los ciudadanos tenemos también parte de culpa, por tolerar que en el estado haya 450.000 políticos: Uno por cada 100 habitantes. Esto es un despropósito.

        De todos modos a los que manejan el cotarro les importa un bledo ¿Quién quieres que gane las elecciones? Respuesta: “Los he comprado a todos”

        Por si te sientes más tranquilo Victor II

      • Yo diria que el problema es la corrupcion antes que los politicos, es mas diria que de todos los partidos vascos excepto 2 todos las han pasado putas.

      • No me salen las cuentas… aquí todos son corruptos y no se trata de salvar a nadie porque no se a quien habría que salvar. A ver si los del impuesto revolucionario van a ser ahora los que nos den alguna orientación sobre como hacer las cuentas limpias. Como si hubiesen pasado auditoría de la pasta que cobraban bajo amenaza de muerte.

        El caso es que aquí son corruptos demasiados. Desde médicos, a fontaneros pasando por políticos y sindicalistas. No vale acusar solo a los políticos.

    • ¿Con lo del impuesto revolucionario te refieres al BBVA? ¿O a los escoltas de Oreja? Porque te aseguro que muchos han sacado tajada de ese gran negocio vasco, tanto aquí como a unos pocos cientos de kilómetros. Soy trabajador autónomo, y hasta la fecha no he cobrado factura sin IVA y/o sin declarar. Aunque tal y como van las cosas soy incapaz de reprochar a nadie que lo haga, y te lo dice quien tiene a sus dos aitas jubilados y cobrando una basurilla mientras el tema que nos preocupa (los políticos) se llevan negocios, influencias, y cantidades ingentes de dinero entre chanchullo y chanchullo.

      Podríamos llenar este blog entero con ejemplos y aún faltaría mucho sitio😦 nada que no sepamos de antemano.

      • No, me refiero a los que se jactan de que todavía quedan partidos incorruptibles. Creo que lo he dejado claro y no he hablado para nada de Oreja, que estoy de acuerdo, del BBVA que estoy de acuerdo, y de muchos autónomos, que ni por el forro son todos, kema. Efectivamente podemos hablar mucho en el blog de estos asuntos, pero sin demagogia barata porque entonces sí que lo llenamos

      • Entonces estamos bastante de acuerdo en este aspecto Bilbotarra.

        Lo del número de políticos per cápita es bastante fácil de encontrar. Unos hablan de 440.000 y otros de medio millón directamente. Y por supuesto que hay mucho de qué hablar. Mira por ejemplo la encuesta que sale hoy del “dudoso” Pakómetro, donde el 96% de la gente opina que la corrupción es grande, o tremenda. Yo lo sé y seguro que todos también.

        Agur bero bat!

  4. Biturie, es que creo que el hecho de que casi todos los cargos políticos sean funcionarios es una terrible desgracia. Un estudiante que pasa de la uni a unas oposiciones y a un puesto de funcionario, sabe muy poco de la vida real. ahora que hablamos y no paramos de la marca Basque Country, de ser exportadores, de potenciar nuestras empresas… qué sabe de eso un funcionario?? nada. teoría, tal vez. práctica, nada. Y por cierto, conozco algún que otro alto cargo en el actual Eusko Jaularitza que ha sido recolocado desde el Parlamento y de lo contrario, era el paro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s