VÍCTIMAS Y VICTIMARIOS

imagesCARGIADKJosemi

Es muy difícil, sobre todo en mi posición, a pesar de haber pertenecido a los dos mundos, (al de victimario por los asesinatos cometidos y al de víctima por haber sido perseguido por mis ex- compañeros para matarme) intentar describir esta tragedia que tiene visos de abrir una grieta, mucho más ahora, con la derogación de la Doctrina Parot, entre dos sentimientos completamente separados: El de la víctima y su entorno y los victimarios y el suyo.

Simplemente con tocar este punto, se abrirá el debate de lo imposible sobre la idea que el victimario, o sea, que el asesino, tenga sentimientos y si no somos capaces de ver que esto es una realidad, de nada sirve leer esto.

Desde esta premisa y a pesar de las reticencias al respecto, quiero dejar patente que no todo asesino es psicópata, ni todo psicópata es un asesino. En los tiempos en los que yo permanecí en prisión cerrada, los programas terapéuticos o re conductores de hábitos delictivos brillaban por su ausencia; por ello cualquier delincuente que salía de prisión volvía a delinquir; bien porque no tenía otra forma de vivir, bien por el ambiente o por su falta de reinserción; exceptuando a los miembros de ETA debido a su entorno y su apoyo social.

De ahí que los violadores pasaron de violar a violar y matar a la víctima para que esta no le reconociese. Aquellos años de los setenta, ochenta, incluso noventa, estas personas eran los protegidos por la Institución (para que no les dañasen la población reclusa por el delito tan mal visto en la cárcel) y a la vez se convertían en los chivatos de los funcionarios que se aprovechaban de ello sobre amenaza de soltarles con el resto de presos.

De los presos de ETA decir que en aquellos tiempos eran respetados por el resto de la población reclusa y sobre todo por los presos FIES Comunes (fichero internos de especial seguimiento); todavía no se había empezado a colocar en TV las imágenes de los asesinatos, no estaba en marcha los coches bomba indiscriminados, aquello empezó con Hipercor; no se había lanzado la Socialización del Dolor por parte de la Izquierda Abertzale. Las acciones de ETA estaban dirigidas, todavía, a Miembros y Cuerpos de la Seguridad del Estado, Jueces, Políticos, en fin, a personas concretas y por ello, no estaba mal visto; la cosa cambió cuando se hizo partícipe a la sociedad de a pie de toda aquella macabra estrategia.

Con esto quiero decir, que entonces, a un violador se le podía condenar, como mucho a doce años de cárcel y con redenciones de buena conducta (que la misma consistía en obedecer lo que el funcionario decía) podía salir a los cuatro años de prisión y había miembros de ETA con múltiples asesinatos que con diez, doce años salían a la calle con veinte o veinticuatro años cumplidos.
En aquellos años las víctimas estaban solas y aunque protestasen con toda su alma, predicaban en el desierto, ya que nadie les escuchaba y su violación o su muerte volvía a ocurrir con ese silencio de la Sociedad.

Entonces la víctima (PERDÓN POR LO QUE VOY A DECIR) era tratada como si tuviera la culpa, Cuantas veces hemos oído, en aquellos tiempos: “donde va vestida así, parece que quiere que…….”, o en el caso de ETA que se le mataba físicamente y luego política y socialmente; cuantas veces hemos oído después de un asesinato aquello de “algo habrá hecho”.

Con todo esto no quiero ni quitarme ni quitar ni un ápice de culpa al asesino: SOY CULPABLE; pero no me quiten ni un trocito de derecho: HE CUMPLIDO MI PENA.

La pena está establecida por una Sociedad, concretamente por el aparato Judicial, la cual establece una serie de maneras de cumplirla y otra manera de que me pueda reintegrar en la Sociedad, una vez cumplida la pena y con todos los derechos, al igual que el resto. ¿Por qué tengo que seguir penando en la calle, seguir estigmatizado por mis delitos de muerte por una ideología (terrorismo) una vez cumplida mi pena y aquél borracho o drogadicto que ha matado en un accidente de circulación a una familia, no lo es? Yo he pagado la pena impuesta por la sociedad, me he reinsertado he pedido perdón y se me quiere estigmatizar.

La víctima tiene derecho a pedir justicia, a su sufrimiento a que se le atienda, se ayude y se le entienda; es más, “tiene todo el derecho a no perdonar incluso cuando se le pide perdón”, a lo que no tiene derecho es a que se le engañe. No se le puede decir que el asesino de su padre, madre, hermano hijo, de un familiar se va a pudrir en la cárcel. Da lo mismo que el asesino salga a la calle, a los veinte, treinta, cuarenta o cincuenta años, que esa víctima cuando vea que sale de prisión se le van a revolver las tripas. Creo entender que esa víctima, lo que quiere es que ese asesino sufra lo mismo que el/ella está sufriendo. Esto es tan viejo como la humanidad, en el primer libro de justicia que se conoce: el código de Hammurabi allá como hace 3.700 años ya se implantaba una ley sobre ello, entonces era la ley del talión, hoy, aquí no existe la pena de muerte y ese asesino, tarde o temprano saldrá de la cárcel. Por ello solicito que no se le engañe a la víctima.

Parece que entonces no queda nada de cara a satisfacer a la víctima; que tiene que continuar con su sufrimiento. Yo creo que en realidad lo que le queda es la dignidad de que no se le engañe, que se le ayude y si puede ser que se reconcilie consigo misma y si para ello tiene que someter a su victimario a un careo, que lo haga.

Opino que la reconciliación entre víctima y victimario es la mejor solución posible para acabar o al menos mitigar con el sufrimiento de esas víctimas.

En Gasteiz, a 29 de octubre de 2.013

Anuncios

Un pensamiento en “VÍCTIMAS Y VICTIMARIOS

  1. yo me temo que las asociaciones de victimas teledirigidas por la derecha española se han llegado a creer el papel politico que estos partidos y medios les han otorgado, y ya no se conforman con mitigar su sufrimiento, mejor dicho, solo mitigarian su sufrimiento con la humillacion de sus victimarios. por otra parte es muy dudoso que estas asociaciones busquen solo la humillacion de ETA, yo creo que al estar teledirigidas por la caverna, su objetivo es la derrota del nacionalismo vasco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s