Despedido en nombre de la ética

07-innerarity_15853_1Si vamos de ser los mejores, y los más rectos, pulcros y dignos, nos van dar siempre por pecar de exceso, que es peor que hacerlo por defecto. Elizegi, ya director de EJIE con Ibarretxe, se pasó a la privada en época de López. Con Urkullu fueron a por él para que nuevamente se hiciera cargo de EJIE. El mismo que le lanzó la propuesta de vuelta a la Administración, le ha fulminado.

Es un despropósito –el primero, por ahora- de esta norma de conducta ética irreprochable que no conduce a nada, estigmatiza a los cargos y tiene a los medios públicos de palmas en busca del punto oscuro de los cientos de cargos.

Su puesta en marcha fue una insensatez, un querer aparentar ser más dignos que nadie, más limpios que nadie, (….) que lo único que ha traído –y más que traerá- es que todos los cargos estén siempre en la picota, siempre pendientes del Sherloc Homes de turno que vendrá a expiarles con lupa.

¿Alguien decía de traer personal cualificado de la privada a la pública? ¡Y un carajo! En adelante no habrá empresa que contrate a alguien que pueda –por las razones que sean- volver a la pública. Si usamos como paradigma el caso de Elizegi, su empresa hasta hace un año queda prácticamente inhabilitada para contratar con la administración porque un trabajador suyo ha dado el salto a la pública.

¿Qué pasa –por poner otro ejemplo- con el cargo público que en su tiempo libre ejerce de presidente de un colegio que tiene contratar con la Administración? ¿Quedan los cargos públicos inhabilitados para ejercer puestos de responsabilidad –por supuesto que sin ánimo de lucro- en diferentes ámbitos sociales?

El contrato por el que se castiga a Elizegi es anterior a la entrada en vigor del llamado código ético, y en su gestación, tramitación y ejecución fue absolutamente correcto. Quizás él se tenía que haber desentendido. Quizás.

Veía el otro día la imagen de los miembros –convertidos de facto en inquisidores- de la comisión que se encarga de juzgar la conducta de nuestros cargos, aunque lo correcto, lo que ocurrirá en adelante, será que se convertirán en los encargados de juzgar los casos que destape la prensa, y que antes de se venteen en exceso –sean ciertos, figurados o malintencionados- deben de ser resueltos con celeridad y eficacia, es decir: forzando la dimisión del supuesto infractor, para así limpiar la inmaculada imagen de un gobierno éticamente irreprochable.

Primero, apagar el fuego; luego, las causas y el diagnóstico. Supongo que Elizegi estará que ni se lo cree. Como él, todos los demás cargos. No me extraña. Yo no los quiero a mi vera, no vaya a ser que para garantizar su buena conducta tenga que pagar yo todos los potes, las comidas si las hubier, y poner mi coche para todos los desplazamientos. Y si da que tengo un negocio, peor todavía -¡apártate de mi, Satanás!- que si por un casual tengo que contratar con la Administración, o solicitar una subvención, la cercanía del cargo será siempre nefasta.

11 pensamientos en “Despedido en nombre de la ética

  1. Oso ona, Biturie. Al final, estas charlotadas de cara a la galería se basan en que los ciudadanos somos tontos, y no tenemos sentido común para discernir quién se comporta de forma honesta y quién no. Lo cual, por desgracia, tiene su punto de razón.

  2. A ver si me he enterado de algo ¿? Este señor se ha aprovechado de sus sucesivos cargos para enriquecerse ¿Y os parece bien? Supongo que esta charleta viene a cuenta del “suelo (ejem) ético” y de como EAJ-PNV maneja los hilos colocando a los suyos como haría exactamente una mafia. Ahí están las imputaciones, las salidas, las expulsiones.

    Entre lo de Fagor eta abar… segi horrela zu zeuk. Ya nada me sorprende de los gestores del buen vivir y del poco trabajar, de la explotación pura y dura del hombre por el hombre. Vaya forma de hacer país oiga. Me tenéis acojonado.

    • Kema, ¿de dónde sacas que Elizegi se ha enriquecido? Te agradecería que me aportara información, porque ésa es, y no otra, la base de tu comentario, y si falla la premisa fundamental las complementarias carecen de valor.

    • Lo que me parece es que esta charleta la has sacado como continuación de lo publicado por Ahoztar Zelaieta, intentando hacer un símil bastante poco afortunado/ético en un intento de salvar los muebles.

      Y tener que explicar lo que es obvio, sobre un personaje que se vende al mejor postor como un mercenario cualquiera… sinceramente ralla el ridículo señor Biturie. Igual soy yo el que te tengo que preguntar qué coño estáis haciendo en el PNV, ya que somos los trabajadores los que pagamos vuestra nómina de funcionarios políticos etc.

      Y me refiero a los trabajadores que aportamos, que construimos, los que hacemos algo por este pais, que no estamos sentados… ¿Lo entiendes? Los que de verdad hacemos que el tinglado funcione.

      ¿Quieres que te de datos? Igual resulta que estoy tan metido en el sistema que no puedo darlos… o quizás un día me cabree de verdad, y suelte todo lo que sé… y es mucho. Tú deberías saberlo Biturie.

      En todo caso tu charleta inicial pro-partido me resulta igual de irrelevante. Un saludo.

      • Empiezo por el saludo, Kema. Otro saludo.

        Más de la mitad de los trabajadores de este país aportan estando sentados. No hablo precisamente de funcionarios, aunque si de ellos tratamos habría que diferenciar claramente entre Sanidad, Educación, (….). No soy yo, por cierto, quien se distingue por defender al sector públicoa y a un clase fundionarial, a menudo parasitaria.

        Este post sobre Elizegi lo tenía preparado desde el viernes pasado. De hecho, sin yo quererlo, hasta dos veces se publicó, y tuve que retirarlo el fin de semana por no tenerlo del todo elaborado. Es decir: la crónica de Ahiztar Zelaieta la desconocía, y sólo supe de ella ayer por la mañana. La única referencia fue un link nada decisivo en el post.

        El tema de Elizegi lo conozco bien. De hecho, es de las pocas veces que he realizado consultas sobre la persona antes de publicarlo.

        Decir que este señor se vende al mejor postor es una demasía. Elizegi es funcionario del GV, que tiene su plaza en el Departamento de Seguridad. Su trayectoria profesional se asemeja a la de muchos otros funcionarios que en un momento dado han hecho sus pinitos -se podría hablar largo de ello- en el sector privado.

        De todas formas Kema, el caso Elizegi lo he utilizado como paradigma en esta cuestión, en la que, de no enderezarse, preveo un caza de brujas alocada. Es más, yo no sabía nada del reportaje de Zelaieta y ya tenía el post escrito. Es decir, que con Zelaieta de Gara se cumplieron los presagios que yo vaticinaba.

        Para terminar Kema, no sé de qué datos me hablas que yo también conozco, pero te diré, y espero que sobre ello no tengas dudas, que yo no oculto nada, ni siquiera mi personalidad. Soy un libro abierto, que da sus opiniones también en abierto, y que por ello precisamente he sido varias veces marginado y apartdo en mi propio partido. No me ha importado en absoluto, porque lo importante en esta vida es la dignidad, ser tú mismo por encima de etiquetas. Soy del PNV, está claro, per llevo una temporada que no me convence, y lo digo con total claridad aquí..

        Como te decía: otro saludo

  3. si yo tuviera un hijo de 18 años, ahora mismo le decia “pirate de aqui, y no mires atras”.
    la desaparicion de la accion de ETA esta haciendo que la prensa y la gente en general, incliudos nacionalistas de a pie, hablen de cosas no relacionadas con ETA. y sale mucha mierda. y se ve de que pelaje habita en algunos partidos, y se ve el pelaje de algunos empresarios , y de algunos banqueros que han dado orden de “ya no se hace patria”.

    hijo, pirate.

  4. ejemplo; como ahora ETA no la lia parda dia si-dia no, ahora tenemos tiempo para hablar de las practicas anti-vascas de una diputacion de un partido nacionalista y amigos que nunca jamas se han planteado otro voto que no sea el PNV, sueltan: “a este la proxima vez le votara un nacionalista rumano o portugues, no yo”.

    • (SMS) Hay un botón para responder a cada “charleta”, sino quedas siempre a destiempo y mal. Agur bero bat! Si tienes algo que decir dilo! Sino callat…

  5. Para ir aclarando de que hablamos:

    La sombra del clientelismo jelkide en Bizkaia asoma en las irregularidades
    En el último lustro, especialmente a raíz de que terminase el apartheid político hacia la izquierda abertzale, se suceden las denuncias de irregularidades en consistorios vizcainos. Lemoa, Bakio, Lezama, Zaldibar, Alonsotegi, Bermeo, Errigoiti, Zierbena, Karrantza y Leioa son algunos municipios alcanzados, según diversas fuentes, por la sombra de un supuesto entramado clientelar de familias vinculadas al PNV.
    Agustín GOIKOETXEA |
    Juzgados u órganos de fiscalización como el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) investigan distintas denuncias sobre la gestión en consistorios vizcainos. En medios de comunicación, foros institucionales y sedes judiciales se tratan y abordan diferentes irregularidades que se han cobrado escasas víctimas políticas, a pesar de que en la mayoría de los casos los implicados son militantes de la misma formación, el PNV.
    En ese contexto ve la luz “Jóvenes Burukides Bizkainos. Clientelismo y `fontanería’ en el PNV”, un libro de Ahoztar Zelaieta en el que este periodista investiga un compendio de delitos contra la Administración pública y su Hacienda, procesos judiciales por corrupcion y financiación irregular relacionados con el partido que lidera Andoni Ortuzar, así como con empresas privadas ligadas a destacados militantes, familiares y simpatizantes del PNV. «El clientelismo como modus vivendi de un grupo de jelkides con similar modus operandi», apuntan desde la editorial Txalaparta, que presenta esta novedad para la Azoka de Durango.
    Zelaieta, que participó en el equipo de investigación de “Egin” y fue editor de la revista “Ardi Beltza”, aclara desde el principio de su trabajo que lo abordado en esta publicación es «la punta del iceberg de un entramado clientelar de familias del PNV». Según se desprende de la documentación oficial recabada por el periodista, esta estructura se compone «de varios apellidos con pedigrí en el PNV, cuya iniciativa privada tiene como principal cliente a la Administración pública vasca».
    El periodista advierte que, «a través de la agenda oculta de la elite política que colisiona con una supuesta igualdad de oportunidades, algunos hijos de burukides y varios miembros del Bizkai Buru Batzar (BBB) han convertido esta relación clientelar en su modus vivendi». En su trabajo, Ahoztar Zelaieta limita el estudio a un número reducido de miembros del BBB, algunos hijos de burukides y destacados Jóvenes Burukides Bizkainos que se engloban en la conocida etiqueta “JoBuBi”.
    La familia Atutxa
    En ese supuesto entramado destacan las empresas de la familia de Juan María Atutxa, «con adjudicaciones de contratos públicos que rondan los 40 millones de euros». Sobresale Asier Atutxa, actual presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao; su hermano Iskander, implicado en un proceso judicial sobre delitos contra la Administración pública; y la hermana del que fue presidente del Parlamento de Gasteiz y consejero de Interior, María Ángeles, además de su sobrino menor Jon.
    Los negocios de la familia Atutxa -según la investigación- se diversifican entre la construcción, la arquitectura, la ingeniería y la gestión de residencias, siendo su principal cliente, tal y como esas firmas publicitan, la Administración pública vasca. Un juzgado de Gernika, por ejemplo, investiga 22 contratos adjudicados a empresas privadas del arquitecto municipal de Bakio, que no es otro que Iskander Atutxa. Se trata de 16 contratos facturados a ese ayuntamiento por Iskander Atutxa Mendiola Zalduegi Estudioa y seis más de Arkigest Estudioa, propiedad suya.
    Arkigest ha asesorado a consistorios como Zaldibar, Bakio y Lezama, donde se han generado grandes controversias con asuntos urbanísticos que han terminado en los tribunales. Pero los intereses de la familia Atutxa no se limitan a la construcción de iniciativa privada y a las obras públicas, ya que a Asier e Iskander se les asocia a compañías que se dedican a servicios de asistencia social, sanitaria y gerontología.
    Zelaieta destaca a María Ángeles Atutxa Mendiola, hermana del actual presidente de la Fundación Sabino Arana, como «pionera en contratos en obras públicas» desde hace «más de 20 años» y «vinculada a Construcciones Ekin SL». Esa firma, según se recoge en el libro, obtuvo muchas adjudicaciones en su localidad natal, Lemoa, pero también en Lemoiz, Berriatua, Basauri, Ugao o la Diputación vizcaina y el Ejecutivo de Lakua.
    Lemoa es sin duda otro de los nombres propios del modo de gobernar del PNV. Tras haber dirigido el Ayuntamiento desde 1979, Bildu se hacía en mayo de 2011 con la Alcaldía y comenzaba a sacar a la luz aspectos oscuros de la gestión jelkide, como el txoko «clandestino» encontrado en unas dependencias municipales, los 16.000 euros gastados en puros y los 48.000 en «cenas de compromiso». El escándalo hizo que el Bizkai Buru Batzar pidiera disculpas, al tiempo que el exalcalde Jabier Beobide entregó su carné al partido. Hoy en día quedan muchos aspectos por aclarar, vinculados al ámbito urbanístico.
    Ocupan varias páginas los negocios de Nagore Ardanza, hija del que fue lehendakari, en Idoki, una empresa dedicada a la investigación y desarrollo experimental en biotecnología que ha recibido en los últimos cinco años más de dos millones de euros en ayudas y subvenciones de distintas administraciones públicas. La aludida en el libro es una de las pocas que contestan a los requerimiento del autor, al contrario que Sabin Etxea, que no lo hace.
    Otros burukides con intereses privados son, por ejemplo, Gotzon Bilbao, responsable de Alaiki Zerbitzu Gizakulturalak SL, con más de una treintena de contratos con ayuntamientos desde 2000; o el que fue alcalde de Mundaka y actual diputado vizcaino de Presidencia y portavoz foral, Unai Rementeria. También se cita en el libro de Zelaieta a Asier Arzalluz, hijo del que fue líder carismático jelkide, al hilo de una trama de supuestas irregularidades ligadas al número dos del PNV en Araba, Alfredo de Miguel, al igual que la del exedil de Leioa Iñaki San Juan.
    «BakioDor»
    Hay que citar también al que fue alcalde de Bakio, el jelkide Txomin Renteria, municipio costero en que a partir de 2006 se instaló el foco mediático tras la labor de denuncia de vecinos, ecologistas y oposición municipal. «Alguien pensó que aquello se podía convertir en el Zarautz de Bizkaia y toda la maquinaria del partido se puso manos a la obra» para edificar 1.900 nuevas viviendas en una localidad con escasos 2.500 habitantes censados. Todo iba a empezar con la operación de Ohija, unos terrenos encima del biotopo de San Juan de Gaztelugatxe, donde se iba a construir 436 viviendas de lujo y un campo de golf.
    «Hoy por hoy -comenta el periodista-, Bakio se enfrenta a una deuda de seis millones; son 2.700 euros por vecino. El PNV trata de remontar la situación que su partido ha creado a base de créditos con entidades financieras y Diputación». Ahoztar Zelaieta deja entrever que las decisiones que afectan a esa localidad no las adopta ni la Junta Municipal del PNV local ni el actual alcalde, Aitor Apraiz.
    En Bakio se contrataron desde 2004 los servicios como arquitecto municipal de Iskander Atutxa y de las empresas bajo su control. A su vez, la ejecución de las obras proyectadas fue «a sociedades controladas por influentes familias del PNV como los Atutxa, Urrutikoetxea y Olabarri». Hasta el secretario del Ayuntamiento, desvela, redactó varios informes advirtiendo de posibles irregularidades en caso de contratar sin garantizar los principios de publicidad y libre concurrencia de empresas.
    De tal magnitud es la implicación de personas vinculadas al PNV que el titular del juzgado de Gernika que investiga las irregularidades nombró a la Guardia Civil como Policía Judicial, en vez de apoyarse en la Ertzaintza.
    La localidad natal del lehendakari Urkullu, salpicada por el escándalo
    Uno de los municipios que han tenido que ser rescatados por la Diputación vizcaina tras una gestión jelkide poco transparente es Alonsotegi, localidad natal del actual inquilino de Ajuria Enea. Al igual que Bakio, su consistorio está muy endeudado -su déficit ronda los 7,3 millones de euros- tras importantes operaciones inmobiliarias impulsadas por el PNV, con informes contrarios de la interventora y economista municipal.
    En las graves irregularidades denunciadas están implicados tres alcaldes: Gabino Martínez de Arenaza, actual director de Turismo y Promoción Exterior de la Diputación vizcaina; Aitor Santisteban; y José Luis Erezuma, socio de la empresa de jets privados Bilbao Bizkaia Airlines SL. El de Alonsotegi es un caso más, aunque grave viendo la dimensión de la deuda y de la localidad afectada.
    En las conclusiones, Ahoztar Zelaieta confiesa que «durante la investigación, cuando más se abría el objeto del estudio, las ramificaciones de los casos de clientelismo y corrupción vinculados al PNV derivaban de Bakio a Alonsotegi, de Bizkaia a Gipuzkoa y Araba, de Euskal Herria a distintas comunidades autónomas del Estado español, de Urdaibai a las Islas Canarias, de Iurreta a Sicilia, de Bilbao a Nueva York…»
    A pesar de los intentos del autor por contrastar con distintas fuentes jelkides las diferentes informaciones recogidas en la publicación, la respuesta del PNV, al tiempo de enviar el libro a la imprenta, fue el silencio más absoluto. Asimismo, se instó al PSE a que opinase, contestando al igual que los jeltzales. El periodista lo intentó «con ánimo de contrastar más las informaciones y ofrecer al lector otros elementos de valor con los que formarse un criterio sobre el contenido. Nunca -aclara- como estrategia de marketing o táctica de defensa jurídica». A.G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s