Derechos fundamentales

Cada vez más ricosNo sé a ciencia cierta qué hay detrás de eso que llaman “derechos fundamentales” recogidos de muy distinta manera en las cartas magnas a lo largo del planeta. Lo que sí sé es que si me multan –y no pago- publican mi nombre en el correspondiente Boletín, casi como un delincuente. Ni derechos, ni protección da datos, ni leches. En Gipuzkoa -¿casualidad?- es seguro que hay 150 GRANDES defraudadores, (….)

(…)de esos de cuello blanco y protección total, incluso institucional. Defraudadores medios y pequeños debe haber –es un suponer- otros muchos miles, incluso gente de buzo (fontaneros, albañiles, …). Ninguno de ellos es tan delincuente como yo que he salido en los paples oficiales por no pagar una multa. Mi cuello está gastado -y a veces sucio- porque utilizo la mism camisa más de un día y dos.

A alguien se le ocurre –Juntas Generales de Gipuzkoa por unanimidad- que por primera vez son los grandes chorizos los que se sometan a escrutinio público; y a otros les de por decir que sí, pero que no; que sí que son chorizos, pero que tienen derechos fundamentales que hay que preservar. Bla, bla, bla, y al final todo quedará en nada.

Yo apuesto por la mayor: si han defraudado a lo grande, que su exposición pública –y posterior escarnio- sea también a lo grande. No con ánimo de hacerles daño -que también-, sino porque si han delinquido durante años y nadie les ha llamado al orden (¿quién castiga a los recaudadores absentistas?), sepan ellos -y otros aprendan de los que les ocurra- que quien la hace, la paga; eso dicen, al menosm, los papeles con rango de ley que se nos aplican -sin lapsus- a ese gran paquete social que conformamos el 80% de la población, la gran masa.

Me temo –esta vez también- que en adelante –como hasta ahora- que yo –con el cuello gastado- rozaré la delincuencia por no pagar una multa, y que ellos, los GRANDES, continuarán luciendo cuello blanco como siempre HAN, y que como siempre HARÁN.

Hay un dato, no más, que me anima: necesitamos tanto dinero público para pagar las pensiones, la sanidad, la educación, el RGI, las prestaciones, ….. y es tan poco lo que la vaca de siempre -la del 80%- puede dar, que quien quiera hacerse con el poder –o mantenerse en él- no tendrá más remedio que encontrar otras vacas con mayor rendimiento, entre ese 20% que posee el 80%.

Anuncios

Un pensamiento en “Derechos fundamentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s