¿Y a quién le importa?

_guantanamo_2b2d64a8Es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. Se atribuye la frase al presidente estadounidense Roosevelt, en referencia al déspota nicaragüense Somoza. De la historia de los papeles sobre las fechorías de la CIA en Guantánamo hechos públicos por el senado controlado por los republicanos sólo queda averiguar a qué jugada política obedece.

Los de la CIA serán unos hijos de puta, pero son doblemente “NUESTROS HIJOS DE PUTA”, por ser los ejecutores del juego sucio americano, y por ser estadounidenses. Ni siquiera a un 5% de los americanos le importa un bledo lo que ocurrió en Guantánamo con los presos islamistas. Un bledo que les torturaran hasta su muerte, que les cortaran la lengua, que los quemaran vivos. Sólo preocupa “QUE NO FUERAN EFECTIVOS”, que los reslutados de tales prácticas fueran escasos. Eso no lo perdonan.

Los americanos -y los franceses, británicos, chinos, indios, brasileños,… todo estado que se precie- ha torturado a lo largo de la historia y del mundo. Sin excepción. Los paises imperialistas -que son todos los que han podido- han invadido territorio, dispersado y diezmado a sus habitantes, encarcelado y fusilado a los discrepantes, (….). Todos, sin excepción. Países sin estado:; que una vez alcanzado hicieron -y hacen- lo mismo con los discrepantes.

El problema no es la tortura sino la efectividad; como tampoco es iniciar las gueras, sino perderlas. El fervor patriótico puede con todo, y son muy poquitos quienes se (pre)ocupan del lado ético y moral. Muy poquitos.

Aquí en Euskal Herria se ha torturado los últimos ni se sabe cuántos años. Conocemos los casos de Lasa/Zabala, Arregi, Romano, (…) los más espectaculares y dramáticos. También fueron muy poquitos quienes -aparte de la IA- se preocuparon por lo que era una evidencia a gritos. La mayor parte de la población vasca se alegraba más por los éxitos de las torturas, por su efectividad, que por sus nefastas consecuencias para el detenido. Eso ha sido así, y quien -habiendo cambiado recientemente- de carril, se desdiga, es un hipócrita. Todavía hoy, años después del cese de la actividad de ETA, el tema de la tortura -y de todo lo derivado del denomindado conflicto- es una preocupación mínima en el ciudadano vasco.

Repito que del afaire CIA/Guántanamo sólo resta por saber a qué operación política obedece.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Y a quién le importa?

  1. Entonces toda la tinta que ha corrido en defensa de la policia autonoma española era inutil, las torturas eran ciertas?. Joseba Goikoetxea fue el traumaturgo de este espanto?. O el problema de las torturas es mas que su existencia el poner nombre a los torturadores?.
    Por cierto, en mi nombre no. “El problema no es la tortura sino la efectividad”. El problema es la tortura de todas todas.

  2. Qué mala baba te canta, Victor!!! Y que poca credibilidad te queda como defensor de los derechos humanos. Pero bajando a tu nivel, y si fueran ciertas las torturas en la Ertzaintza había que matar a Joseba Goikoetxea? En tu nombre la tortura no, pero el asesinato … vaya ¿no? Asi, a pelo, con el veredicto del jurado etarra, tan ecuánime, tan bien probado y oidas las partes en plenitud de garantías. Equiparamos la sospecha de tortura con el asesinato, y qué cojones! uno menos. Asi fuisteis, asi sois y me temo que asi seguiréis siendo. Pero eso si, “el problema es la tortura de todas, todas”… De verdad, chico, pretendernos hacer creer que a gente como tu os preocupa algo la tortura es tomarnos por idiotas. A ti lo que te va es el ojo por ojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s