Las otras castas

sindi232323--575x323Las hay, y muchas. Casta empresarial, médica, notarial, (….), y creo yo que, por encima de ellas, la casta sindical. Hoy leía que los sindicatos andan a la gresca (¿alguna vez no lo han estado?) por el número de liberados sindicales en la enseñanza pública no universitaria de la CAV. Tienen 116 liberados y les corresponden 92. Aldo parecido debe ocurrir con los 36 liberados de la UPV; ¡¡un liberado por cada 170 trabajadores!!

¿Os imagináis un parlamentario por cada 200 ciudadanos? Lo peor, creo yo, es que para que ahora el Departamenteo de Educación ajuste los porcentajes a la ley es que antes otros los han desajustado, a saber porqué razones; bueno sí, suponpo que por un sencillo cambio de cromos “si tú me das unos cuantos liberados más, yo te monto menos broncas“, eso que llaman garantizar la paz social, educativa, …

O sea que la educación publica de la CAV dispone, al menos, de 162 liberados sindicales. ¿O más? La Administración general de la CAV -excluídos diputaciones y ayuntamientos- cuenta con 843 liberados -384 lo son a tiempo completo y los 459 restantes de forma parcial-. ¿Muchos, pocos? Lo dicho: 1 por cada 170 trabajadores.

¿Porqué los políticos son una casta, que lo son, y los sindicalistas no? La sustitución de los citados 843 liberados asciende a 16 millones de euros anuales. ¿A cuánto la sustitución de los políticos?

Los sindicalistas son absolutamente necesarios (dudo mucho sobre sus procedimientos, y más sobre su efectividad), pero ¿son necesarios 4.500 liberados sindicales en la CAV? 150.000.000 euros anuales. En la era de Internet, del auge desmedido del sector de Servicios no sindicalizado, ¿se entiende que la presión sindical sólo se ejerza en la cosa pública, semipública, concertada o ligada a la pública? Gran parte de la masa asalariada no dispone de protección sindical; la sensación, en cambio, es que el sindicalismo de la CAV -fundamentalmente el abertzale- está atrincherado en el NO/NO (a veces no sin razón), pero lo está en los sectores más favorecido, los ya antes citados.

Haciéndonos más preguntas, ¿porqué un partido como Podemos aglutina prácticamente todo el malestar socio-económico-laboral, y los sindicatos apenas consiguen movilizar a nadie?

 

 

7 pensamientos en “Las otras castas

  1. Reconozco mi ignorancia ¿Qué es un liberado? Supongo que como trabajador a cuenta propia me afecta pues a algunos les estoy pagando su NO trabajo, bien a políticos, bien a sindicalistas.

    Mi Aita -que algo sabe- me dijo en cierta ocasión que dejó de ‘creer’ cuando vio a Nicolás Redondo descender de un cochazo negro blindado en uno de los 2 canales de televisión… y eso que no le caía del todo mal comparado con el delfín Isidoro.

    Yo directamente me cago en todos ellos. Que se busquen las alubias, si saben hacerlo.

  2. Creo que el sindicalismo y los sindicatos son absolutamente necesarios y más en estos tiempos. Otra cosa, es que haya que cambiar el modelo sindical. Los sindicatos alemanes cada vez que hablan de los sindicatos ibéricos alucinan que sean agrupaciones que reciban dinero público. En Alemania los sindicatos se autofinancian ellos solos en busca de la total independencia y libertad de actuación, sin recibir ni querer subvención alguna. Vamos, como aquí.
    En cuanto a los liberados, pues me reafirmo en lo anterior, que los pague o les paguen su sindicato, no como ahora. Y entre ellos, pues hay de todo, desde el implicado totalmente en la labor sindical y de defensa de los trabajadores, que los hay y más de los que pensamos, al que aprovecha sus horas sindicales para no pegar ni golpe y tomarse esas horas como si fueran unas vacaciones. Y no olvidemos que entre los liberados, los hay a tiempo parcial y a tiempo total. De todas formas, sí que es cierto que los sindicatos, sobre todo la UGT y CCOO hace ya mucho tiempo que perdieron la hegemonía social y el poder de convocatoria y movilización y las razones no creo que haya que explicarlas. Aquí, creo que ELA y LAB y algunos otros como STEE todavía conservan bastante poder de convocatoria y movilización aparte de no haber estado envueltos en los escándalos de todo tipo de los sindicatos estatales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s